¿FE O FANATISMO? – Hay límites que deben cuidarse…

Un tribunal de Estados Unidos halló a un hombre culpable del asesinato de su hija enferma, porque prefirió rezar por la recuperación de la niña en lugar de buscar asistencia médica.

El acusado, Dale Neumann, dijo en el juzgado del estado de Wisconsin, en el norte del país, que creía firmemente que Dios sanaría a la pequeña de 11 años.
Su hija murió en marzo de 2008 de una enfermedad curable -diabetes no diagnosticada- en su casa en un área rural, mientras un grupo de personas la rodeaba y oraba por su recuperación.

La esposa de Neumann, Leilani, fue condenada a principios de este año por el mismo delito: homicidio de segundo grado por negligencia.

Según el corresponsal de la BBC Jon Donnison, la pareja podría enfrentar una pena de hasta 25 años en prisión, pero habrá que esperar hasta octubre para que el tribunal de Wisconsin dé a conocer la sentencia.
El abogado de Dale Neumann ya adelantó que apelará el fallo.

“Cura de fe”
Durante el juicio, expertos médicos dijeron que la hija de Neumann podría haber sobrevivido si, antes de dejar de respirar, hubiese recibido un tratamiento con insulina y fluidos.

Neumann, que tiene 47 años y ha estudiado para ser pastor de la iglesia evangélica pentecostal, insistió en que estaba convencido de que Dios curaría a la niña.

“Si hubiese ido al médico, habría colocado al doctor por encima de Dios”, se justificó.
Neumann además afirmó que pensaba que su hija sufría de gripe o algún tipo de fiebre y que no se había dado cuenta de cuán enferma estaba.

Su defensor alegó que estaba absolutamente persuadido de que la “cura de fe” estaba funcionando, de modo que no debía ser acusado de crimen alguno.

Por su parte, la fiscalía dijo que el hecho de que Neumann subestimó el padecimiento de su hija y permitió su muerte constituyó un acto egoísta en nombre de una creencia religiosa.

En cambio, argumentaron, la niña debió ser llevada a un hospital porque no podía caminar, hablar, comer y beber.
Los padres sólo llamaron a una ambulancia cuando la pequeña dejó de respirar, pero ya era demasiado tarde para salvarla.

Fuente: BBC Mundo / Iglesia en Marcha.Net

2 Ago '09

Hay 1 Comentario.

  1. Ester
    6:25 pm agosto 2, 2009

    Espeluznante, sin palabras .Parece algo del medioevo totalmente retrógrado. Debemos creer en la ciencia obvio por encima está Dios. Debemos orar a Dios para que de sabiduría a los médicos.
    Cada cosa en su lugar por supuesto Dios tiene la última palabra. Esto es como los creyentes que dicen porqué los cristianos estudian medicina, es ridículo ,por favor!!!

Deja un comentario

*