URUGUAY – Informe del Observatorio


Descenso de rapiñas en Montevideo e incremento en denuncias de violencia doméstica

La estrategia de prevención en materia de seguridad, fundamentada en el acercamiento de la Policía a la comunidad, incluye a toda la sociedad y se debe profundizar, dijo el Ministro del Interior, Jorge Bruni, durante la presentación por parte del Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Informe correspondiente al primer semestre 2009. El mismo aclara que el total de denuncias de delitos en todo el país bajó 5%.

En oportunidad de la presentación del Informe correspondiente al primer semestre de 2009 por parte del Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad, y cumplirse cuatro años de su creación, el Ministro del Interior, Jorge Bruni, destacó que la labor del Observatorio permite conocer, evaluar y monitorear la realidad a fin de trazar políticas, acciones e inversiones.

La medición y transmisión de los datos permite actuar de manera focalizada y encarar con seriedad y conocimiento el tema de la seguridad. Su acción se suma a otras, como las de la policía comunitaria y las mesas de convivencia, que acercan la policía a la sociedad. De esta manera, agregó el Ministro, se asegura la cristalinidad y transparencia a la gestión.

El titular del Ministerio del Interior evaluó positivamente las acciones en prevención, que incluyen el acercamiento de la Policía a la comunidad en ámbitos de deporte, violencia doméstica y mesas comunitarias. Es un proceso en el cual toda la sociedad debe participar y que se debe profundizar, agregó.

El sociólogo Rafael Paternain, al presentar los indicadores, reafirmó el compromiso técnico de transparencia en la información y la profundización de líneas de trabajo para mejorar la calidad de la información en un tema complejo y desafiante como es la medición de la violencia.
Paternain recordó que unos 13.000 efectivos realizan tareas de seguridad en las calles, distribuidos de acuerdo a los requerimientos del país.

En primer lugar, el sociólogo analizó las cifras relativas a las denuncias de delitos contra las personas, las cuales se sitúan en parámetros similares a 2008. El total de denuncias contra las personas creció 4%, debido al incremento de las denuncias de violencia doméstica, en un 10%. Este es el segundo delito más denunciado después del hurto y estas denuncias de violencia doméstica están vinculadas a las políticas de atención en esa área y a la derivación a nivel de la estructura judicial. Por otra parte, en Montevideo hay 4% menos de rapiñas con relación a 2008.

En cuanto a la cantidad de homicidios, Paternain señaló que se mantiene dentro de los parámetros históricos. Está asociada a la violencia de género que se da en el ámbito doméstico, vínculos de cercanía y problemas de convivencia. No está vinculada a robos u otros delitos, puntualizó.

La cantidad de denuncias sobre delito sexual, en tanto, no registra mayores variaciones.

Por otra parte, el total de denuncias de delitos contra la propiedad cayó respecto a 2007 y 2008. Con respecto a 2008, las denuncias de hurto cayeron 11%.

La disminución de denuncias de hurto determina que haya una baja general en el total de delitos en el entorno del 5%, en tanto el delito contra la propiedad bajó 8.2%.

Asimismo, Paternain explicó que la confiabilidad en cuanto a los indicadores está dada por el hecho de que la tendencia a la denuncia permanece estable.

En materia de violencia no delictiva el informe incluye los accidentes de tránsito y los suicidios. En este caso, la cantidad permanece estable, constituyendo un fenómeno social estructural.

En el caso de los accidentes de tránsito, el especialista confirmó que se estabilizó el número de accidentes graves y disminuyeron los fatales. Es un dato auspicioso que se da en el marco de las políticas preventivas aplicadas.

Paternain agregó que las muertes violentas por suicido y accidentes de tránsito son cinco veces mayores que por las ocurridas por homicidio.

Al concluir, el jerarca afirmó que en las áreas donde se aplicaron políticas focalizadas y sostenidas los indicadores han tenido respuestas favorables. Por ejemplo, las políticas nacionales de prevención en accidentes de tránsito arrojan un 9% de disminución de mortalidad en el semestre.

Sin quitar trascendencia al fenómeno, la tendencia marca que al finalizar 2009 el volumen total de delitos será menor al registrado en 2005, según permite afirmar el seguimiento realizado desde hace cuatro años.

Por último, el Subsecretario del Ministerio del Interior, Ricardo Bernal, confirmó la continuación de la estrategia aplicada, basada en el trabajo conjunto de la sociedad y persistente en el tiempo. Agregó que se siguen lineamientos basados en el despliegue policial en todo el país, el acercamiento de la policía a la población y acciones de prevención del delito. Además, la represión en delitos de rapiña permitió que se concretaran más procesamientos.

Los lineamientos generales se mantienen y pueden ser profundizados. En ese sentido, se cumplen acciones preventivas en las cuales las personas son parte activa.

El Subsecretario destacó el intenso esfuerzo realizado para frenar el delito y concluyó afirmando que, con el objetivo de revertir las cifras de delincuencia, se capacita al personal en prevención, investigación y apoyo para que desarrolle eficazmente su accionar, así como se le brinda apoyo a la institución policial y al personal.

Fuente: Presidencia de la República

Iglesia En Marcha. Net

29 Jul '09

Hay 1 Comentario.

  1. Ester
    12:29 am julio 31, 2009

    Muchos intelectuales plantean la existencia de una Violencia Estructural, es decir una violencia que forma “parte de”. Vemos la violencia en la relación docente -alumno, médico-paciente, vendedor-comprador. Violencia pública, privada , íntima. Violencia individual y colectiva . una gran pandemia.

    Cientos y cientos de programas bien intencionados y muy necesarios.
    Ahora la pregunta ¿cómo estamos los cristianos en relación a la Violencia? Le damos lugar al viejo Hombre o predonina el Hombre Nuevo?
    Reflexionemos y pensemos delante del Señor porque nadie está libre y esto es para todas y todos.
    Un gesto, una mirada , una palabra , una acción pueden ser sinónimo de violencia; no demos lugar a esto. Dios está dispuesto a ayudarnos.

Deja un comentario

*