PAKISTÁN – Tragedia Nacional


Hay muchos niños que viven en los campamentos de refugiados. Algunos han huido, pero muchos continúan atrapados en la zona de conflicto. De cualquier manera, las condiciones son nefastas.

El desplazamiento en masa ha sido comparado con el de Ruanda y Bosnia, y la catástrofe ha sido tan vasta como el terremoto de Pakistán en 2005.
Se ha logrado que más de dos millones de personas permanezcan fuera de la zona de combate. De estos, un millón viven en campamentos de refugiados. Los otros 1.2 millones han rechazado los campamentos de gobierno y buscado alternativas para los lugares de refugio. Algunos se quedan con amigos y familiares, mientras que otros se valen por sí mismos. Aquellos que pueden permitírselo se quedan en hoteles o alquilan otros alojamientos.

Sin embargo, cientos de miles de personas continúan atrapadas en el valle de Swat. Muchos de estos son enfermos y ancianos, que tal vez nunca salgan  de ahí. Algunos morirán por  falta de  atención médica y otros simplemente perderán la vida en medio de la devastación en su entorno.

Aun así, cada día decenas de miles de personas abandonan la zona de Swat. Si bien están a salvo de la zona de combate, se enfrentan a un sin número de nuevos problemas, como el que el número de refugiados continúa aumentando. Demasiadas personas en un hogar es igual a la superpoblación de la ciudad. Esta población está provocando una explosión en el saneamiento y los sistemas de agua. El resultado final de esto es enfermedad. Los médicos sólo tratan a las personas con muy altas temperaturas, problemas respiratorios, diarrea y fiebre. Ahora se sospecha de que hay malaria.

Si la guerra continúa, muchos de los que se encuentran en los lugares de refugio alternativo, tendrán que continuar ahí. Aún así, en un país en el cual la religión musulmana es predominante, la miseria humana ha creado un vínculo entre todos los pueblos.

“Todos ellos necesitan nuestra ayuda y las necesidades son grandes. Nuestra misión es doble: Estamos tratando de darles los elementos básicos, como alimentación, agua, higiene y servicios. Asimismo, gracias a Christian Aid, hemos sido capaces de entregar Biblias, tanto a los cristianos, como a otras personas que dan muestras de interés. A pesar de la agitación en torno a nosotros, el Señor nos ha brindado la oportunidad de llevar la Palabra de Dios a las personas desplazadas en varios campos”, informa un hermano que ministra en esta zona.

Por favor, oren para que Dios de fuerza y aliento a estos hermanos que se ocupan de rescatar almas para el Reino, en medio de una situación como la que viven. Christian Aid está buscando fondos para suministrar alimentos y agua para los necesitados, y para proporcionar más Biblias y otros materiales didácticos para el ministerio de divulgación.

Fuente: Primicias de Christian Aid / Iglesia En Marcha.Net

8 Jun '09

Hay 1 Comentario.

  1. Carolina Vallejo
    11:43 pm junio 25, 2009

    Releyendo éste artículo pensaba que bueno sería comenzar a organizar un fondo.
    Podría ser con venta de bonos de distinto valor . Tb. la organización de eventos, campañas a fin de recaudar fondos . Esto permitiría tener un capital. Habría que ir de apoco, con lo poco se hace lo mucho. Asimismo ir formando éste fondo a fin de disponer para nuestro país y para otros.
    Y hasta podíamos tener una organización . Tal vez en éste momento sea cuestión de orar y ver la voluntad de Dios en tal sentido a fin de hacer las cosas como conviene con orden y decencia. HACER LAS COSAS PARA DIOS y no para los hombres.Amén
    Carolina Vallejo Latessa

Deja un comentario

*