CALIFORNIA – No al matrimonio homosexual

El Tribunal Supremo de California decidió ayer acatar la decisión de la mayoría del electorado, manteniendo intacta la prohibición al matrimonio homosexual. Aun así, aprovechó su sentencia para aclarar que este veto es sólo una decisión coyuntural aplicable exclusivamente al término matrimonio e implicó que, eventualmente, las parejas homosexuales pueden tener la opción de casarse.

Los magistrados decidieron que California no ofrecerá licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo, pero reconoció como totalmente válidos los 18.000 matrimonios gays que se efectuaron entre mayo y septiembre del año pasado, los meses en que estas uniones fueron legales en ese Estado.

En una sentencia de 186 páginas, la mayoría del Tribunal considera que la Proposición 8, la modificación constitucional aprobada en las urnas el pasado 4 de noviembre que define el matrimonio como la unión exclusiva entre un hombre y una mujer, constituye en sí misma una enmienda, y no una revisión integral de la carta magna.

Si los jueces la hubieran considerado una revisión, esa medida debería haberse llevado al Congreso de California y debería haber pasado por un proceso de aprobación más complejo que una simple votación popular. Las revisiones constitucionales, en California, requieren de la aprobación de dos tercios del Congreso.

El Supremo, sin embargo, decidió ayer que se trata de una enmienda válida, una modificación que el electorado puede implementar por mayoría simple. En la votación del pasado mes de noviembre, un 52% de los electores decidió aprobar el veto al matrimonio homosexual. Su decisión seguirá teniendo validez.

Sin embargo, los jueces, que aprobaron esta decisión en una clara mayoría de seis votos contra uno, aclaran que lo único que ha cambiado con la aprobación de la Proposición 8 es el uso del término matrimonio. El Supremo garantiza que las parejas homosexuales deben gozar de los mismos derechos que las heterosexuales.

“La Proposición 8 no deroga ninguno de los derechos constitucionales de este Estado, sino que forja una excepción muy concreta aplicable sólo al acceso a la denominación del término matrimonio, pero no al conjunto principal de derechos legales y atributos básicos y sustanciales tradicionalmente asociados con el matrimonio como el derecho a establecer y obtener un reconocimiento y una protección oficiales a una relación familiar con una persona de elección propia y criar niños dentro de la misma familia”, dice la sentencia.

Un censo de 2000 calculaba que en el Estado había unas 200.000 parejas del mismo sexo, de las que una quinta parte tenía hijos a su cargo. Aunque el matrimonio de gays y lesbianas ya es legal en cinco Estados norteamericanos, California, el más rico y poblado de la Unión, es uno de los grandes caballos de batalla de los activistas. Ayer, las organizaciones de lucha por los derechos de los homosexuales anunciaron que tratarán de someter el asunto a votación el año próximo, dijo Joe Solmonese, de la organización Human Rights Campaign.

Fuente: El País – España /Iglesia En Marcha.Net

28 May '09

Deja un comentario

*