REHABILITACIÓN PARA JÓVENES DEL NORTE


El proyecto de rehabilitación “Casabierta”, atenderá a unos 45 jóvenes con uso problemático de drogas, de Rivera, Tacuarembó, Salto, Paysandú y -en una segunda etapa- también de las ciudades brasileñas Quaraí y Livramento.

El 16 de abril será lanzado oficialmente el proyecto, en el que la Unión Europea invertirá 550.000 euros, por un período de dos años.

Tiene como socios al Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), al Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Ministerio de Salud Pública y ASSE, a la Junta Nacional de Drogas, la Intendencia de Artigas y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) de la Presidencia de la República.

También participarán del proyecto la Universidad de la República, la Facultad de Medicina, la Cátedra de Psiquiatría y los municipios de Quaraí y Livramento, como ciudades espejo de Artigas y Rivera.

El lugar físico para la rehabilitación estará ubicado en el Hogar Rural de Varones, a 8 kilómetros de la ciudad. El local, que está notoriamente deteriorado, será acondicionado a partir de mayo.

La reforma durará seis meses e insumirá US$ 120.000. El predio tiene una extensión de 32 hectáreas aptas para sembrar plantíos o criar animales.
Habrá 16 camas para los jóvenes que necesiten internación y un sistema ambulatorio y abierto de internación con una capacidad máxima de asistencia para 30 jóvenes.

El eje central del proyecto es un centro rural de rehabilitación, que sigue un modelo de unidades terapéuticas, dijo a El País el médico Ricardo Castelli director de “Casabierta”.

A través de este tratamiento se busca sacar al adicto del ambiente de la droga mediante la “laborterapia” y la reflexión grupal. También pretende generar un profundo cambio en las conductas de vida.

Este subsistema regional tiende a desarrollar en red estrategias de primer y segundo nivel de atención en cada departamento que se vaya integrando, explicó Castelli.

La región tiene una población de 600.000 habitantes, de los cuales 182.000 son jóvenes entre 13 y 28 años. Si se le agregan Quaraí y Livramento la población supera los 700.000 habitantes y los jóvenes en esas edades llegan a 210.000.
Los jóvenes serán identificados en cada departamento por el personal de la salud, que estará vinculado a “Casabierta”. Serán derivados al centro en función de su situación y de la disponibilidad del momento.

Los tratamientos no pueden durar más de tres meses, agregó Castelli. El personal técnico, administrativo y de servicio -unos 20 aproximadamente- será seleccionado cuando el centro comience a trabajar.

También colaborarán con el proyecto los grupos de alcohólicos y narcóticos anónimos, policlínicas barriales, centros de salud y la policlínica de psiquiatría “El Resguardo”.

Javier Bertalot / El País Digital /Iglesia En Marcha.Net

4 Abr '09

Hay 2 Comentarios.

  1. Carolina Vallejo
    3:27 pm abril 5, 2009

    Excelente , hay que descentralizar. Si bien la droga es la droga donde sea, es innegable que cada zona tiene sus características. Es importante esto dado que el contexto y sus características incide y debe ser analizado. Cuando digo analizado quiero decir el involucramiento en esto por quienes implementan los planes y en su momento por los destinatarios , su familia y la población en general.
    Es un proceso de aprendizaje para todas las partes. Adelante.
    Carolina Vallejo

  2. me extraña que el Dr. Castelli haga caridad sin cobrar………..

Deja un comentario

*