MORTALIDAD INFANTIL – Disminuyó y se espera bajar a un dígito durante 2009


El Ministerio de Salud Pública presentó el informe sobre la Evolución de la Tasa de Mortalidad Infantil en Uruguay, realizado por la Dirección General de la Salud en 2008. Este informe revela que la mortalidad infantil disminuyó de 12 a 10,66 muertes cada mil nacidos vivos. El objetivo para este año es alcanzar una tasa de mortalidad nacional de un dígito, para lo cual se apuesta al fomento del control durante el embarazo.

La Ministra de Salud Pública, María Julia Muñoz, sostuvo que éste no es un tema que se pueda abordar solamente desde el sector salud y la atención médica, ya que depende del control del embarazo de las mujeres, del uso de sustancias psicoactivas en madres adolescentes y del control del niño durante los primeros dos años de vida. En tal sentido, enfatizó que la sociedad en su conjunto debe tomar el tema del embarazo y la niñez como una causa común, colectiva y prioritaria en un país que tiene pocos nacimientos.
El informe revela que en Uruguay esta tasa viene reduciendo en forma continua desde 2003. En 2007 este índice se encontraba en 12/1000 y en un año disminuyó dos puntos. La mortalidad neonatal (antes del mes de vida) es de 5,9/1000 mientras que la postneonatal es de 4,74/1000. Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Uruguay se ubica en séptimo lugar luego de países como Cuba (6,8), Chile (7,9), Puerto Rico (9,3) y Costa Rica (9,7).
Por su parte, el responsable del Programa Nacional de Atención a la Niñez, Jorge Quian, agregó que desde 2005 uno de los compromisos asumidos por la Ministra Muñoz es bajar la mortalidad infantil a un dígito. Aseguró que este trabajo es difícil porque no sólo depende de las medidas que realice el equipo de salud, sino también de otras áreas vinculadas con el Ministerio de Desarrollo Social, enfocadas a combatir la pobreza, el hacinamiento y condiciones inadecuadas de vivienda que padecen los niños.
La mortalidad infantil en el primer mes de vida generalmente está vinculada con el mal control del embarazo y eventos relacionados con el nacimiento. Las principales causas de muerte en niños de más de un mes, son infecciones respiratorias agudas, diarreas y malformaciones congénitas. Subrayó que a nivel de la población que se atiende en ASSE hay hasta un 25% de embarazos mal controlados y como consecuencia un alto porcentaje de bebés prematuros.
También explicó que en Uruguay hay dos tipos de mortalidad infantil: la de las personas que tienen acceso a la comida, trabajo y educación, cuya mortalidad es de 6/1000 y se asemeja a la de países desarrollados y, por otra parte, se encuentra la mortalidad en sectores donde la gente no come, no tiene trabajo seguro y digno o donde no puede acceder a la educación, comparable con la situación de varios países latinoamericanos.
En este sentido, señaló que las políticas del MSP en esta materia son el fomento del control de las embarazadas, yendo a buscar a aquellas que no van a los controles, así como sucede con el Plan Aduana de los niños y por el cual se va a buscar a aquellos niños que no tienen un control pediátrico.
A su vez, se apuesta al plan de vacunación, el cual el año pasado incluyó la vacuna antineumocóccica obligatoria y que este año prevé incluir la vacuna contra la gripe para niños de seis meses hasta cinco años.

Fuente MSP/ Iglesia En Marcha.Net
15 Abr '09

Deja un comentario

*