GRIPE PORCINA – En Estados Unidos consideran que está dominado


Desde hace 24 horas rige el “Estado de Emergencia de Salud Pública” en EE.UU., una decisión para recibir fondos federales y estatales y especialmente por precaución. Hay tranquilidad absoluta en la Casa Blanca. La gente, en cambio, oye con inquietud una noticia negativa más y sigue cada detalle de los casos denunciados en el mundo y que se han multiplicado, aparentemente dominados, en varias regiones, especialmente limítrofes con México.
El presidente Barack Obama hizo llegar a la gente su voz a los pocos minutos de detectarse posibles enfermos en Texas y California. “El presidente está muy preocupado por los recientes casos de gripe porcina. Quiere que todos los estadounidenses estén ampliamente informados de la situación y ha ordenado una respuesta eficaz, enérgica y coordinada, aunque destaca que no existe motivo de alarma”. Minutos después, trascendió que 78 estudiantes de la Universidad de Queens -con signos de fiebre alta, vómitos, dolor de cabeza, algunos de ellos recién llegados de una excursión en México- habían sido tratados, no corrían peligro grave y se encontraban descansando en sus domicilios.
La rapidez en los controles y la vigilancia permitió detectar y tratar tempranamente nuevos casos, sin que se propagaran los riesgos de contagio. Se estima que algo más de 200 personas mostraban síntomas del mal, la gran mayoría había viajado a México o mantenido contacto con gente llegada de ese país, pero todas las situaciones se estimaban dominadas. Las más altas autoridades de Seguridad Interna y de Salud Pública consideraban que “la posibilidad de enfrentar una epidemia no existía”, aunque enfatizaban que había que mantener los alertas en aeropuertos por la llegada de personas portadoras de la enfermedad. Se tranquilizaba a la opinión pública dando cuenta de la existencia de 50 millones de dosis de medicamentos antivirales de Tamiflu y Relenza de las llamadas “reservas estratégicas”.

El doctor Eduardo Haim, conocido médico uruguayo radicado en Washington, consultado por “El País” fue concluyente: “se trata de una cepa trivalente de gripe porcina, aviar e influenza normal, la cual se da en varios miles de personas por año con regularidad. En la situación actual, el virus se expandió como reguero de pólvora, aunque se puede aventurar que la enfermedad no es grave. Provoca casos mortales en lugares de grandes hacinamientos y malas condiciones higiénicas y obviamente en gente que no está vacunada. En Estados Unidos no pensamos en casos mortales, se podrá reflejar en un “estiramiento” en el tiempo de la influenza normal, pero no pienso en una cuestión epidémica. Se encuentra en el aire y trasmite a través de los seres humanos. Lo recomendable es no asistir a grandes aglomeraciones y no viajar. En caso que sea imprescindible hacerlo, tomar antivirales, uno el día anterior, otro durante el vuelo, y luego los dos días siguientes”.
Fuente: Daniel Herrera Lussich/ El País Digital/ Iglesia En Marcha.Net

28 Abr '09

Deja un comentario

*