ASENTAMIENTOS – Aparecen en Estados Unidos

Algunas ciudades estadounidenses empiezan a conocer un fenómeno inédito desde la era de la depresión: los asentamientos. De acuerdo a un artículo de The New York Times, en ciudades como Fresno en California, St. Petersburg en Florida o Nashville, Tennessee, surgieron pequeños barrios de carpas, donde van a parar familias sin hogar en un acontecimiento urbano muy similar a los que se dan en Uruguay.
La semana pasada el presidente Barack Obama habló directamente del tema diciendo que “no es aceptable que niños y familias no tengan un techo sobre sus cabezas en un país tan rico como el nuestro”. A esos asentamientos se les llama Hoovervilles, en referencia a los que aparecieron durante la presidencia de Hebert Hoover, el hombre que gobernó durante la depresión de 1929.
En Seattle ya hay un asentamiento de unas 100 personas y la semana pasada el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, anunció que se encargaría de realojar a las 125 personas que viven en un asentamiento en Sacramento.
En Fresno, cuya principal industria es la agricultura, ya tiene al menos dos mil personas sin hogar viviendo en asentamientos donde de acuerdo a fuentes citadas por The New York Times, es común el uso de drogas, la prostitución y la violencia. Se está tratando a esas “ciudades de carpas” como un área de desastre. Ya se les han instalado baños químicos, pero eso ha sido tomado por muchas familias como una invitación a mudarse allí.
Muchos de los que se suman a la población de los asentamientos son latinos (incluso tienen su propio asentamiento, la pequeña Tijuana) que llegaron a trabajar en las cosechas y se encontraron con una economía golpeada y tres años de sequía. Muchos sobreviven vendiendo envases o latas de Coca Cola con lo que hacen entre cinco y 10 dólares por día.
La mayoría de los que viven en los asentamientos son desempleados recientes pero las autoridades temen que caigan en el espiral de los sin hogar crónicos que son indigentes por causa del analfabetismo, alcoholismo, enfermedad mental y abuso de drogas.

Fuente: El País/ Iglesia En Marcha.Net

12 Abr '09

Deja un comentario

*