REV. FRED WINTERS – Asesinado en medio del servicio dominical

El hombre que asesinó a un pastor de un balazo al corazón durante un sermón dominical y que atacó luego con un cuchillo a dos feligreses que intentaron sujetarlo, además de infligirse heridas, fue acusado de homicidio ayer 9 de marzo.

Identificado por las autoridades como Terry J. Sedlacek de 27 años, fue acusado de homicidio intencional y de ataque agravado, informó Stephanee Smith, vocera del fiscal William Mudge. Este joven padece trastornos mentales, según varios de sus vecinos declararan. En los años 90 contrajo una enfermedad que le causó tales trastornos.Según dijo la policía, habría escrito en su agenda “domingo, día de muerte”.

El asesino ingresó en la Primera Iglesia Bautista en Maryville, Illinois, poco antes de las 8 de la mañana del domingo y luego de intercambiar algunas palabras con el reverendo Fred Winters de 45 años, casado y padre de dos hijas, le disparó con una pistola calibre 45, hasta que el arma se encasquilló. El médico forense dijo que sólo una bala atravesó el cuerpo de Winters y se alojó en su corazón causándole la muerte.

Varios feligreses se arrojaron sobre Sedlacek, quien tenía un cuchillo, dijo Larry Trent, director de la policía estatal de Illinois. El hombre hirió a dos de los feligreses. Luego del tiroteo, sacó el cuhcillo y se lo clavó en la garganta, mientras forcejeaba con dos asistentes que resultarían herdios también.

El atacante fue sometido a una operación en el hospital de la universidad de Saint Louis y hasta ayer seguí grave. Se ordenó que Sedlacek debía permanecer arrestado, sin derecho a libertad bajo fianza.

Su esposa dijo a los 2000  miembros de la iglesia : “Espero que el hombre que hizo esto aprenda a amar a Jesús” ” No voy a sentir odio” “Espero que todos ustedes recuerden esto, porque ustedes vieron que el domingo mi esposo no muríó, solamente fue promovido”
Sus comentarios confortaron a los asistentes, ella habla con un estilo similar a su esposo. “Me niego a dejar que Satán gane”
El Rev. Bob Dickerson dijo, ” No puedo evitar pensar en lo primero que le vinoa la mente a Fred en los momentos previos a ser atacado… “Aquí tenemos a alguien que no puede esperar para recibir a Jesucristo y por eso se detuvo un momento para recibirlo”
El Rev. Mr. Winters aparentemente hizo un gesto de bienvenida al hombre que interrumpió su sermón en el servicio matinal ese domingo, para que se acercara.
La policía de Illinois investiga arduamente cuál sería el móvil para el aseinato, el asesino no era miembro de la iglesia y no tiene antecedentes.
El Rev. Adam Cruse, que fuera compalero de escuela del pastor asesinado, envió a los asistentes a su casa con un mensaje de esperanza. Parafraseando a Winston Churchill dijo: “No dejen que este sea un tiempo de derrota, no se rindan”
“La Misión sigue”
Fuente: Agencias /Redacción y traducción: Iglesia En Marcha.Net
10 Mar '09

Deja un comentario

*