RELIGIOSIDAD DE LOS ESTADOUNIDENSES

Datos estadísticos.

Un amplio estudio sobre la vida religiosa de los estadounidenses encontró un desplazamiento de los católicos del noroeste hacia el suroeste, una baja en el número de los cristianos y un aumento en las personas que se declaran absolutamente sin religión, según explica la agencia Associated Press. Un 15% de los entrevistados dijo que no seguía religión alguna, un incremento respecto al 14,2 del 2001 y el 8,2% de 1990, de acuerdo con la Investigación sobre Identidad Religiosa de Estados Unidos.

El norte de Nueva Inglaterra superó al noroeste del Pacífico como la región menos religiosa, mientras en Vermont se presentó el mayor incremento de personas -34%- que no se identifican con religión alguna. Sin embargo, el estudio encontró que el número de estadounidenses sin filiación religiosa creció en todos los estados. “Ningún otro bloque religioso ha mantenido tal ritmo en cada estado”, dijeron los autores del sondeo.

Declive católico y cristiano

En el noreste, los autodenominados católicos constituyeron el 36% de los adultos el año pasado, en una baja respecto al 43% de 1990. Al mismo tiempo, los católicos crecieron hasta convertirse en la tercera parte de la población adulta de California y Texas, y la cuarta parte de Florida, principalmente debido a la inmigración de latinoamericanos, indicó la investigación.
A nivel nacional, los católicos continúan siendo el principal grupo religioso, con 57 millones de personas que identifican como miembros de la iglesia, la cual vio un aumento en 11 millones de seguidores desde 1990, pero en proporción a la población general cayó casi un punto porcentual a 25%.

Los cristianos protestantes también están en declive. En el 2008, los cristianos constituían el 76% de todos los adultos estadounidenses, en comparación con el 77% en el 2001 y alrededor del 86% en 1990. Los investigadores dijeron que la disminución en las filas de los grupos protestantes tradicionales, como metodistas, luteranos y episcopales, explica en gran medida el cambio. Durante los últimos siete años, los protestantes tradicionales pasaron de ser el 17% al 12,9% del total de la población.

El estudio, del Programa sobre Valores Públicos del Trinity College en Hartford, Connecticut, se basa en entrevistas a 54.461 adultos realizadas en inglés y español entre febrero y noviembre pasados. Tiene un margen de error de más o menos 0,5 puntos porcentuales. Los resultados forman parte de una serie de sondeos sobre la religión en Estados Unidos por parte del programa, que luego revisará de manera más minuciosa las razones detrás de las tendencias.

Creencias alternativas
El sondeo, a difundirse el pasado 9 de marzo, mostró que la tradicional religión organizada tiene una presencia menor en muchas vidas. El 30% de las parejas casadas no tuvo una boda religiosa y el 27% de los encuestados que contestaron dijeron que no deseaban un funeral religioso. Aproximadamente el 12% de los estadounidenses cree en una fuerza superior pero no en el Dios personalizado que es el eje de los credos monoteístas. Y, desde 1990, una parte ligeramente mayor de personas -1,2%- dijo que participaba en nuevos movimientos religiosos, como Cienciología, Wicca y Santería.

El estudio también presentó indicios de una influencia cada vez más grande de iglesias que no pertenecen a una denominación conocida o no estiman importante identificarse como grupo religioso. Las personas que se dijeron “cristianos sin denominación” aumentó de 0,1% en 1990 a 3,5% el año pasado.

Los evangélicos o cristianos nacidos de nuevo forman el 34% de todos los adultos estadounidenses y el 45% de todos los cristianos y católicos, de acuerdo a la encuesta. El porcentaje de los pentecostales se mantuvo generalmente estable desde 1990 en 3,5%, un resultado sorprendente considerando la acentuada expansión de ese credo en el mundo. El número de los mormones también permaneció estable en 1,4% de la población, mientras que el número de judíos que se describieron como religiosamente observantes siguió bajando, de 1,8% en 1990 a 1,2% -o 2,7 millones de personas- el año pasado.

El estudio mostró que el porcentaje de los estadounidenses que se identificaron como musulmanes creció a 0,6% de la población, mientras que la presencia de religiones orientales como el budismo disminuyó ligeramente.

Material facilitado a Iglesia En Marcha.Net por Ries
21 Mar '09

Deja un comentario

*