REFLEXIONEMOS – En defensa de la vida

Cientos de actos en defensa de la vida en todas las provincias de España, organizados por grandes plataformas o pequeñas asociaciones; decenas de miles de voluntarios movilizados, Vigilias de oración … Así se está celebrando en España la Semana por la Vida, que concluye este domingo.

La muerte, al retirársele el soporte vital, de un bebé inglés que padecía un trastorno metabólico severo, recuerda casos similares, que demuestran la facilidad que
los médicos británicos tienen para, aun siendo ilegal la eutanasia, acabar con la vida de sus pacientes discapacitados, también en contra de la voluntad de los familiares.

En caso de conflicto entre estos y los médicos, deciden los jueces, que suelen inclinarse por hacer caso al personal sanitario.   Muy llamativo fue el caso de David Glass, un chico discapacitado que, en 1998, ingresó con una grave infección. Tenía 12 años, y los médicos, afirmando que no había nada que hacer, le inyectaron morfina y diamorfina para adelantar su muerte.

Gracias a un altercado entre los familiares y el personal de seguridad del hospital, que custodiaba la habitación, impidiendo el acceso a ella, su madre logró acercarse al chico, ya en parada cardorespitatoria.

Lo reanimó y se lo llevó a casa. Hoy tiene 21 años.

La ley británica permite a los médicos suministrar a los pacientes incapaces, o incurables, una sedación profunda y continua, así como retirarles la alimentación e
hidratación.

Fuente: Alfa y Omega / Iglesia En Marcha.Net
28 Mar '09

Deja un comentario

*