NIÑA BRITÁNICA – Vence a la ceguera

Gracias a células madre adultas

Dakota Clarke, de dos años de edad, recuperó la vista gracias a un tratamiento con células madre adultas, del cordón umbilical, y que fue realizado en un hospital de Qingdao, China.

Dakota, original de Newtownabbey, en Irlanda del Norte, nació con displasia septo óptica, una deficiencia rara del nervio ótico que provoca ceguera. Según informó la prensa, la familia debió recaudar una fuerte suma de dinero, debido a que este tipo de operaciones no son realizadas en Gran Bretaña.

Con respecto al tratamiento, se explicó que se trata de una técnica desarrollada por laboratorios estadounidenses y que se aplica en varios hospitales chinos. En la operación se inyectaron células madre adultas en el torrente sanguíneo de los nervios enfermos, luego de lo cual, las células afectadas comenzaron a regenerarse.

La madre contó que Dakota ya puede ver contornos, colores y luces. También ya camina sin necesidad de que la lleven de la mano y su equilibrio ha mejorado.

Según el Daily Telegraph, solo 15 personas han sido sometidas a este tratamiento que todavía es considerado experimental.

Fuente: Aci /Iglesia En Marcha.Net
14 Mar '09

Hay 2 Comentarios.

  1. Carolina Vallejo
    9:04 pm marzo 14, 2009

    en prensa ayer se confirmó otro caso en Sevilla (España). Es un caso impresionante.
    Si consiguen la información me gustarían que la colgaran
    Carolina

  2. Carolina Vallejo
    9:03 pm marzo 15, 2009

    Si ustedes supieran la cantidad de síndromes (raros) que podrían evitarse o en parte paliarse sus consecuencias. Es IMPORTANTISIMO ESTO, los que trabajamos con la discapacidad y las familias disfrutamos de ésta ventana de posibilidades.
    Que Dios siga guiando a los científicos en éste tipo de investigaciones que permiten un cambio sustancial a miles y miles de personas. Sabemos que la sabiduría viene de lo alto y aunque muchos científicos no lo reconocen , sinceramente que Dios les bendiga por dedicar décadas y décadas de su vida para la investigación. las consecuencias a la vista.
    Carolina

Deja un comentario

*