22 DE MARZO – Día Mundial del agua

Evangelio según San Juan, Capítulo 7 versículos 37 al 39:

Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él, pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.

El 22 de marzo se recuerda el día mundial del agua.

Sólo la valoramos cuando no la tenemos. Millones de personas en el mundo viven con insuficiencia de agua dulce y muchos otros sólo conocen el agua pero contaminada, con la consecuencia terrible de enfermedades que se transmiten por ella.  Muertes y enfermedades son su resultado.

En nuestro país en pleno siglo XXI más de 10 millones de argentinos no tienen agua potable, siendo los grupos poblacionales los más afectados. Sin  agua, no hay vida.
Sin agua, hay hambre, desnutrición y los principales afectados son los niños.
Inculquemos en nuestras congregaciones una conciencia en el cuidado de este recurso maravilloso creado por Dios.
Ayudemos como Iglesia a reclamar de quienes gobiernan, el aplicar políticas y recursos para hacer que cada habitante de este país acceda a ella, particularmente favoreciendo a las comunidades rurales y la de aborígenes evitando de esa forma la propagación de enfermedades que traen muertes innecesarias y dolorosas.
Y mientras creamos conciencia y hacemos oir nuestra voz, recordémosles con nuestro accionar a Aquel, que nos ofreció saciar nuestra sed para siempre, trayéndonos “ríos de agua viva” en nuestro interior.

Fuente: Boletín de Noticias de ABA/Iglesia En Marcha. Net

22 Mar '09

Deja un comentario

*