ZIMBABWE


Después de tres décadas de opresión por parte del presidente Robert Mugabe, Zimbabwe está entrando al 2009, que será el peor de sus siete años de hambre y sufrimiento. La epidemia de cólera amenaza la vida de casi la mitad de la malnutrida población. El siguiente informe es de un ministerio en Zimbabwe, asistido por Christian Aid en medio de la miseria.
Informe de misioneros:
Sentimos el no poder comunicarnos bien. Internet no ha trabajado correctamente debido a cortes de energía en nuestro país. Sólo hemos podido enviarles este corto mensaje: Feliz Año Nuevo a todos los cristianos que nos ayudan y oran por nosotros.

Todo en Zimbabwe ha cambiado, ahora usamos dólares de EE.UU. para comprar. Si no fuera por la ayuda de Christian Aid, moriríamos de hambre.

En un momento dado nos desesperamos, porque careciamos de alimentos y gasolina. Cada vez es más común ver familias que sólo comen una comida al día, y a veces ninguna. En algunas ocasiones les llevamos pescado fresco y harina de maíz a las personas hambrientas que se encuentran al sur de Harare. Es muy difícil conseguir harina de maíz.

Conocimos una mujer que perdió a su esposo en un accidente de carro. Ella tiene seis hijos y sus dos hermanos y su madre viven con ella. En total hacen 10 personas, y no pueden pagar una  pieza de pan. Estaban muy agradecidos cuando se les dio harina de maíz y pescado fresco. Existen muchas familias como esta, que apenas sobreviven con los insectos, hojas y frutas silvestres.
“De junio a agosto del 2008 Mugabe prohibió la llegada de ayuda internacional a Zimbabwe, a raíz de una cosecha terrible, que puso a millones al borde de la muerte. El ha utilizado los alimentos y la tierra como armas para continuar en el poder. Los Estados Unidos y las Naciones Unidas alimentan a casi la 12 millones de personas en Zimbabwe.

Ojos hambrientos en Zimbabwe
Los dos principales hospitales han cerrado porque los médicos y las enfermeras dejaron de trabajar ya que no cobraban; los profesores se niegan a volver a las escuelas hasta que se les pague.

Lo peor es que nuestra agua y sistema de alcantarillado están en ruinas. En Harare el agua disminuye a menudo, y varias líneas de alcantarillado están rotas. La basura se acumula, y una epidemia de cólera ya nos ha alcanzado. Decenas de miles de personas han sido infectadas, y ha habido más de 1,000 muertes en todo el país. Mugabe niega esta epidemia, diciéndole al mundo que esta ha llegado a su fin. Sin embargo, se está extendiendo a países vecinos.

En este momento en que le estoy escribiendo este mensaje a través de correo electrónico, llevamos 21 días en ayuno y oración.

Nunca hemos dejado de orar por usted y le agradecemos su amor y el que piense en nuestro país. Estos tiempos que estamos viviendo en la actualidad son muy difíciles, pero aún así le damos toda la honra y la gloria a Jesús por haberles movido a ayudarnos.

Le amamos, le amamos, le amamos,

(Los nombres han sido omitidos por seguridad)

Antecedentes
Los habitantes de Zimbabwe miran el año 2000 como el momento en que Mugabe comenzó a destruir lo que una vez fue la provisión de África. En una demostración de poder político ordenó que gángsters o pandillas se infiltraran y tomaran el poder de granjas comerciales prominentes que pertenecían a personas de raza blanca. Ahora mismo estas granjas no funcionan. En ellas trabajaban gran número de personas, pero fueron invadidas y miles perdieron sus trabajos y hogares.

Con la inflación que llega a cientos de millones, el Zin, la moneda local, se ha convertido en inútil provocando el colapso de Zimbabwe en las áreas de la salud, la educación y los sistemas de saneamiento.

En el 2006, Mugabe tomó el control del agua y los sistemas de alcantarillado de Harare, los cuales son administrados por el ayuntamiento de su oponente político. Debido a que no hay los ingresos necesarios para mantener el funcionamiento de estos servicios, los mismos han colapsado junto a todo el sistema de alcantarillado de todo el país resultando en el esparcimiento de suciedad y enfermedades en todas partes.

Este ministerio tiene necesidades urgentes por lo que solicita sus oraciones.

Fuente: Boletín Primicias de Christian Aid / Redacción: Iglesia En Marcha.Net
2 Feb '09

Hay 2 Comentarios.

  1. Lilian
    8:59 pm febrero 12, 2009

    Qué triste todo esto, es muy dificil de entender la maldad del hombre contra sus iguales. No logro entenderlo. Parece que fueran seres humanos de última clase, sufriendo tanto!!!

  2. Carolina Vallejo
    4:09 pm febrero 17, 2009

    Si , Lilián es muy triste y lamentable. Muchos hemos crecido viendo éstas imágenes. Por más intentos de gente bien intencionada (organizaciones humanitarias) no hay cambio.
    Si habrá que doblar las rodillas más y más.
    Carolina

Deja un comentario

*