USAR EL LENGUAJE COMO ARMA

Junto con la manipulación de la historia, la manipulación del lenguaje es un arma política tradicional de los totalitarismos. La ideología dominante, a nivel planetario, esta imponiendo un nuevo lenguaje que camufla las injusticias y configura las almas de las personas y de los pueblos.
La actual perversión de lenguaje es de una gran intensidad y amplitud lo cual demuestra el grado de totalitarismo al que se nos quiere someter. La tecnología, los conocimientos científicos y los medios de comunicación hacen que el control del lenguaje sea un arma política esencial.
Se están utilizando o inventando términos eufemísticos para disimular las grandes injusticias. Se llama desnutrición o crisis alimentaria, al genocidio del hambre. Países en vías de desarrollo, a países empobrecidos y expoliados. Salud reproductiva o interrupción del embarazo al aborto. Flexiguridad a la explotación laboral. Efectos colaterales al asesinato de civiles. Asimetría a la injusticia y la desigualdad. Trabajo infantil a la esclavitud de niños. Globalización al Imperialismo. Conflicto o Tensión a lo que es Guerra o Terrorismo. Accidente a lo que es un atentado. Se llama público a lo que es estatal. etc.
Se modifican conceptos, se altera su significado o se eliminan otros. Así, se llama matrimonio a la unión civil de personas homosexuales. Se llama género a lo que es sexo o sexualidad. Se llama pluralismo al relativismo, tolerancia al conformismo. Al padre o la madre se les sustituye por progenitores.
Pero no sólo se rebautizan palabras, sino que se le otorgan propiedades contrarias a las que tienen ciertos conceptos convenientemente divulgados. El divorcio es progreso. El aborto y la eutanasia son liberadoras. La manipulación genética sobre todo es terapéutica. Dios, Iglesia y religión son intolerancia, irracionalidad o superstición, el asistencialismo es solidario. El liberalismo es eficacia económica. Especulación es inversión…
El totalitarismo creciente en nuestra sociedad necesita de la manipulación del lenguaje para perpetuar la injusticia y la manipulación ideológica. Tenemos el deber de defender la verdad también en la lucha liberadora del lenguaje.

Fuente: Solidaridad.Net /Iglesia En Marcha.Net

16 Feb '09

Hay 3 Comentarios.

  1. Carolina Vallejo
    10:51 pm febrero 16, 2009

    Excelente. Es una forma de reproducción de lo incorrecto , de lo indebido por medio del lenguaje y de todo lo que esto conlleva detrás.

  2. Carolina Vallejo
    4:47 pm febrero 18, 2009

    Para quienes les interese indagar mas sobre el tema desde su sustento teórico recomiendo Basil Bernstein (aclaro es un autor secular , teórico que hace un estudio del lenguaje bien interesante)

    Muy bueno el material presentado, gracias.
    Mta. Lic. Carolina Vallejo

  3. Carolina Vallejo
    11:08 am febrero 21, 2009

    Preparando mis clases de ciencias de la educación me encontré con teóricos que abordan el tema.
    Nobleza obliga que uno desde lo profesional o personal con corrección aporte.
    Realmente el texto que se plantea aquí es una joyita deja bien planteado el tema de la reproducción . Como una clase hegemónica o dominante impone y domina desde lo económico , cultural ,etc. y en éste caso desde el lenguaje imponiendo sus códigos. Frente a esto muchos teóricos(Pedagogía de la Reproducción) plantean no se puede hacer nada. En cambio otros llamados de la Resistencia frente a esto consideran la importancia de la acción humana y por lo tanto toda una propuesta muy interesante que en especial los docentes y los interesados en la educación debieran leer.

    Pero más allá de esto los cristianos podemos y debemos abrir un espacio de resistencia frente a éstos intentos de dominación por medio del lenguaje (códigos). Más allá de la palabra está el sentido , el significado , la carga ideológica que conlleva la expresión. Debemos ser observantes con humildad , en dependencia de Dios. No se necesita estar llenos de intelectualismo para esto. Debemos revisar nuestra relación con Dios (oración y meditación de su Palabra) con eso basta para estar firmes (no hablo de radicalismos, ni religiosidades, ni exacerbaciones,etc.) y podremos vencer y alertar a otros. La obra es de Dios.
    Carolina Vallejo

Deja un comentario

*