NO SÓLO MI BIEN

“Ninguno busque únicamente su propio bien, sino también el bien de los otros” – Filpenses 2:4

Lectura Filipenses: 2

Durante el año 2008 y verano 2009, Uruguay padece una inusual sequía. Las aguadas en su mayoría secas, la tierra agrietada, los ganados por falta de agua y pasturas mueren sin solución. Miles de productores rurales están en quiebra, nada pueden comprar, han perdido las cosechas y sus animales, hay mucha desesperación, hubo suicidios. Toda una situación grave, muy preocupante, que directa o indirectamente afecta a todo el País.

En verano de 2009, en plena sequía, conversé con algunos grupos de cristianos que estaban de vacaciones, y  pregunté si estaban orando por el fin de la sequía y por toda su problemática.

Pude inferir de los silencios y las confusas respuestas, que ignoraban el tema. Un pastor me llegó a decir “si pobres las plantitas..”.

Toda esta gente solo pensaba en sus vacaciones y en la playa.

Volví a la ciudad y me encontré con la misma actitud. En síntesis: “mientras yo tengo agua, no me importa el que no la tiene”, “todavía no es mi problema”.

No es nueva esta conducta en que incurrimos a menudo, y aun los creyentes con muchos años de asistir a una Iglesia.

La Biblia nos llama a cambiar. A no buscar solo nuestro bien, a tener los ojos puestos en nuestro prójimo, nuestro próximo, y en lo que esté a nuestro alcance hacer algo. De todas nuestras acciones y omisiones algún día daremos cuenta. Pero hoy estamos a tiempo de corregirnos y buscar el bien de los otros.

Dr. Marcel Legarra

Empecemos a mirar por el otro

28 Ene '09

Hay 2 Comentarios.

  1. Carolina Vallejo
    5:35 pm enero 29, 2009

    Opino lo mismo que usted. Parece que lo dicho por Isaías “corazón de piedra” es contagioso.
    Esto lo he escuchdo en relación a la falta de trabajo, “yo tengo trabajo” y bueno. Pensemos no sólo en los que comparten nuestros principios sino tb. en los otros.Oremos por todos y ayudemos en la medida de las posibilidades por todos.

  2. Sembrador
    7:25 pm enero 30, 2009

    Es cierto lo dicho en el artículo.
    También es cierto que varios grupos de cristianos evangélicos hace tiempo que vienen orando por lluvia para nuestros campos.
    NO estoy discrepando con el autor del artículo. ESTOY DE ACUERDO con lo que dice. Destaco lo precedente porque es así, y estoy seguro que el hermano Marcel también se cuenta entre los que estaban (y continúan) orando por el fin de la sequía.
    Saludos.

Deja un comentario

*