INFORME MISIONERO


Uno de los más grandes obstáculos que los misioneros nacionales enfrentan

Todos los días los misioneros nativos de los países más pobres enfrentan diversas formas de oposición. A menudo son perseguidos por las autoridades hostiles, los extremistas religiosos, incluso por familiares y amigos.

Sin embargo, uno de los mayores obstáculos para muchos de estos humildes siervos es la falta de recursos para comprar las herramientas necesarias que faciliten la evangelización, y que sus esfuerzos sean más eficaces. Algunas de las cosas de las cuales carecen estos misioneros para divulgar el evangelio son: bicicletas, Biblias, medicamentos, equipo de sonido, caballos, altavoces, y adiestramiento.

LAS BIBLIAS Y LA LITERATURA EVANGELÍSTICA en dialectos nativos son necesarias no sólo para evangelizar, sino también para el estudio personal y el discipulado de nuevos creyentes. Un ALTAVOZ es útil para llegar a miles con el evangelio, predicando en las aldeas rurales, en las esquinas, o en los viajes misioneros visitando aldea por aldea viajando en camioneta. El ADIESTRAMIENTO es una necesidad vital entre los ministerios nativos, en la preparación de los misioneros para enviarlos a predicar. Cuando el misionero forma un grupo de creyentes en un pueblo, surge la necesidad de un LUGAR DE REUNIÓN, que se convierta en faro de luz para la comunidad.

Una bicicleta o una motocicleta pueden reducir significativamente el tiempo de viaje permitiendo a los misioneros dedicar más tiempo a compartir el evangelio. Estos misioneros dedican su vida a llevar el evangelio a personas que nunca han escuchado hablar de Cristo. Generalmente estos pueblos se encuentran a millas de distancia. Un misionero que va a pie se puede tardar varios días en llegar a estos pueblos y UNA BICICLETA O UNA MOTOCICLETA reducen significativamente el tiempo de viaje. En la selva y las empinadas regiones montañosas, un CABALLO es el único medio de transporte adecuado para los misioneros que tratan de llegar a grupos de personas que se encuentran alejados. Los BOTES son cruciales para misioneros que llegan a los pueblos insulares como las Filipinas, así como los que visitan las aldeas a lo largo de las riberas de los ríos. Christian Aid ayuda a un ministerio en el Ecuador que lleva a la escuela, en una canoa de motor, a los niños que viven a lo largo del río Onzole.

Hay un ministerio nativo que tiene el apoyo financiero para cavar un POZO y proporcionar agua limpia a todo un pueblo, de esta forma muestra el amor de Cristo de forma palpable y es recibido con alegría en los hogares y corazones de los aldeanos. Las CABRAS son la salvación de las familias pobres que luchan por sobrevivir. Estos animales proporcionan leche que sirve de sostén para la familia. Estos ministerios son un medio para abrir puertas y tener mayor comunicación con la gente y eventualmente divulgar el evangelio. Sin un medio alternativo de subsistencia, muchas mujeres se entregan a la prostitución como medio para sobrevivir. Varios de estos ministerios, asistidos por Christian Aid, rescatan a estas mujeres de la calle, les proporcionan vivienda y les enseñan un oficio, como la COSTURA.

La ATENCIÓN MÉDICA no es una opción para los aldeanos pobres que viven en zonas rurales. Muchas enfermedades podrían curarse con simples antibióticos que están en los botiquines médicos que los misioneros llevan consigo.
También han abierto refugios para desamparados u hogares para los niños huérfanos. Los misioneros se encargan de conocer las necesidades individuales de cada niño, proporcionándoles al mismo tiempo un ambiente agradable donde enseñarles las verdades bíblicas. Por medio del programa de PATROCINIO a un niño, Christian Aid envía a cada patrocinador el nombre y la fotografía de un niño e información del ministerio que tiene a su cargo a este niño. Se les proporciona un ALIMENTO BALANCEADO a la mayor cantidad de niños que los recursos permitan. Muchos niños vienen vestidos andrajosamente. Un par de ZAPATOS, CAMISAS, PANTALONES, VESTIDOS Y ABRIGOS limpios son muy necesarios, asimismo un simple EQUIPO DE HIGIENE como jabón, cepillo de dientes, toalla, cepillo, sandalias.
En esta temporada navideña, consideren la posibilidad de enviar a Christian Aid, un regalo que ayude a los misioneros nacionales a realizar más eficazmente lo que el Señor les ha llamado a hacer. La mejor manera de celebrar el nacimiento de Cristo es ayudar a un misionero nacional a llevar el evangelio a las personas que nunca lo han oído, llamando al teléfono: (434) 977-5650 y colaborando.

Iglesia En Marcha.Net

6 Dic '08

Deja un comentario

*