EL SUICIDIO – Primera causa de muerte violenta en el país


Sorprendente estudio cuyos detalles se conocen hoy: el suicidio responde por la mayor cantidad de muertes violentas que se producen en el país (16,7 cada 100.000) habitantes, seguido por los accidentes de tránsito (13,2) y recién en tercer lugar se ubican los homicidios (6,1).

La incidencia de la tasa de suicidio en la estadística de muertes violentas no es un fenómeno reciente, sino de larga duración, sostiene el “Panorama de la violencia, la criminalidad y la inseguridad en el Uruguay”, realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Ministerio del Interior y el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad.

En la misma línea, se observa que en la categoría de situaciones violentas, las rapiñas han caído al segundo puesto, sobrepasadas por los episodios que se registran en el ámbito doméstico.

En la presentación del trabajo, que se conocerá esta mañana, la ministra del Interior, Daisy Tourné, destaca el desempeño del Observatorio, encargado de actualizar los datos trimestrales que procesa la cartera y también de madurar diagnósticos e interpretaciones de los distintos procesos de la realidad nacional.

Según el trabajo, “hasta 1996 la tasa de suicidio es, gruesamente, el doble de la de homicidio” en Uruguay, y “a partir de 1997 esta brecha aumenta en virtud de que los suicidios comienzan un movimiento ascendente bastante pronunciado”.

En 2002 se registraron los niveles más altos de suicidios, con una tasa de 20,3, que llegó a triplicar el número de homicidios de ese mismo año, y después empezó a decaer, aunque en 2006 “comienza un nuevo movimiento ascendente que la lleva, durante 2007, a valores muy cercanos a los del ‘pico’ de 2002”.

Paralelamente, el análisis de las características generales del fenómeno criminal en Uruguay revela “un patrón de criminalidad en el que el hurto aparece como el delito típico más corriente”, al punto que “el Ministerio del Interior (…) reporta casi 109.000 denuncias de este tipo durante 2007”, algo así como el 56% de los totales.

Precisa que esas denuncias representan “un número al menos 10 veces superior al de cualquiera de las restantes categorías delictivas”, aunque hace una serie de consideraciones acerca de la proclividad del público a hacerlas constar. Los delitos más graves, destaca, son los que presentan menos omisiones en materia de denuncias.

De acuerdo a los datos del Ministerio del Interior, “el delito de mayor gravedad (homicidio) es el que presenta la tasa más baja”, en tanto que “la suma de los delitos violentos (homicidio, rapiña, violación, lesiones y violencia doméstica) representó durante 2007 algo menos de una cada cinco denuncias”.
Violencia doméstica: dominante
De acuerdo al relevamiento, en 2007 y “como categoría dominante”, con 5,8% del total de denuncias por situaciones de violencia, sobresale la que involucra a los casos que se registran en el ámbito doméstico. Eso “marca un cambio bastante impactante respecto de los años anteriores, cuando las rapiñas eran la categoría de denuncias más frecuente entre los hechos violentos”.

Estos indicadores relativizan la incidencia de los homicidios en el seno de este país que, con una tasa de 7,0 (cada 100.000 habitantes), “no se revela como particularmente violento, sino más bien lo contrario”.

Tampoco surgen alteraciones significativas si la realidad nacional en esta materia se observa en un período de 19 años hacia atrás, con oscilaciones entre 5,7 y 7,5, y tampoco se presenta una pendiente definida si otro tanto se hace con los procesamientos por esta causa.

El trabajo considera patrones y tendencias que caracterizan el fenómeno del homicidio en Uruguay y encuentra que entre los medios empleados, más de la mitad (51%) se explica por armas de fuego, en tanto que en segundo lugar (28%) aparecen las armas blancas y el tercer renglón es para otros (18%), que se compone esencialmente de herramientas, martillos, palos, piedras y similares.

Fuente: La República / Iglesia En Marcha.Net
16 Dic '08

Hay 2 Comentarios.

  1. mara martinoli
    10:46 am diciembre 26, 2008

    Ya hace años que la OPS pronosticó que el suicidio sería la primera cuasa de muerte, sobre todo en América Latina ya que la depresión aumenta y generlamente van de la mano

  2. Maritza Cedeño
    8:29 am marzo 15, 2009

    Si bien saben que es uno de los problemas que más agobia a la sociedad, hay muy poca contención al respecto en las sociedades médicas, las cuales no brindan la atención adecuada ni el apoyo a los familiares víctimas de posibles intentos.

Deja un comentario

*