VOTARÁN DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO

4 DE NOVIEMBRE
Diputados. Habrá despenalización si el quórum no es total

Habrá suspenso hasta último momento, pero la próxima semana tiene grandes
chances de ser votada la ley que legaliza el aborto. De todos modos, el
oficialismo está en una situación complicada: el veto presidencial sigue
en pie.

Los días que vienen serán de fuerte presión para uno y otro lado. La
organización Mujer y Salud del Uruguay (MYSU), a favor de la norma, inicia
hoy una serie de jornadas en la explanada de la intendencia, de
información y convocatoria a las barras para el martes, cuando se trate el
tema en Diputados. En tanto, la Mesa Coordinadora Nacional por la Vida
convoca a una concentración en la Universidad para el lunes, en contra de
la ley.

Lo que parece claro es que el polémico proyecto de ley será sancionado si
no hay un quórum total (99 diputados). Pero si la asistencia es total la
situación cambia, dado que de los 52 diputados del Frente hay, al menos,
tres votos negativos. Ningún blanco votará los artículos de
despenalización y tampoco lo hará el diputado del Partido Independiente.
Algún colorado -como Gustavo Espinosa- sí podría hacerlo.

Si se confirma la aprobación de la ley, el presidente Tabaré Vázquez ya
transmitió meses atrás a la bancada frenteamplista que habrá veto. Para
vetar la ley, Vázquez requiere la firma de los ministros del ramo o una
resolución del Consejo de Ministros, según afirma el abogado Oscar López
Goldaracena (ver recuadro en esta página).

En el Frente no votan la ley la diputada Daniela Paysée de Asamblea
Uruguay y su compañero de sector, Carlos Baraibar; así como el
representante de Alianza Progresista Juan Andrés Roballo, que defiende la
vida humana “desde la concepción” y por un tema filosófico está en contra
de la despenalización.

Pero los dos votos en contra de Asamblea Uruguay podrían revertirse, ya
que la bancada del sector decidió esta semana que si falta algún voto para
que se apruebe la ley, obligarán a cambiar de posición a los legisladores
del sector que están en contra. “En Asamblea hay libertad de acción. Pero
si el voto que falta es nuestro, nos comprometemos a que esté la mayoría e
imponemos que se cambie el voto”, dijo a El País el diputado Luis Gallo.
“No serán los votos de Asamblea los que hagan que no salga la ley”,
indicó. En el Senado, por ejemplo, Alberto Cid votó inicialmente en forma
negativa para no poner en un brete al presidente y luego modificó su
posición

Pero hay otro dato a tener en cuenta: Baráibar seguramente no asistirá a
la sesión porque viaja a Buenos Aires al Parlatino y Paysée llega ese
mediodía de un largo viaje a China. En su secretaría dijeron a El País que
la diputada intentará asistir a cámara, pero depende del horario de
llegada del vuelo. Baráibar está en contra de la despenalización “lisa y
llana” y cree que se puede avanzar sin necesidad de caer en una
“legislación liberalizadora”. Desde el MPP, los diputados Álvaro Vega
(presidente de la comisión de salud) e Ivonne Passada, solo votarán los
artículos que despenalizan el aborto. Vega considera que la ley es
“autoritaria” y “no ataca el problema de fondo”, ante el veto de Vázquez.
En sala, Vega presentará sus “salvedades” con el informe en minoría del
Frente, elaborado con Gallo. Habrá otro informe en minoría de los dos
diputados blancos de la comisión.

Entre los blancos, nadie votará la despenalización, pero algunos sí
votarán la ley en general. El herrerista Jaime Trobo hará un planteo en
nombre de su partido para que se trate antes un proyecto alternativo que
no fue considerado en comisión. Allí se evita “llegar al dilema de
legitimar o no” el aborto, se crean “centros de acogida a la vida” para
dar apoyo a las madres embarazadas en situación de desamparo y se otorgan
beneficios de vivienda. Además, se modifica el régimen de adopciones y
permite la adopción internacional.

El veto es del Poder Ejecutivo

La bancada del Frente no podrá levantar el veto ya que se requieren tres
quintos de los votos de la Asamblea General. En un informe para MYSU, el
abogado Oscar López Goldaracena afirma que el presidente por sí solo no
puede vetar, sino que el veto es del Poder Ejecutivo. “Contrariamente a lo
que se cree, son órganos diferentes. El Ejecutivo funciona en acuerdo
entre el presidente y los ministros respectivos o con votación mayoritaria
del Consejo”. Así, al menos algunos ministros deberían apoyar la
resolución de Tabaré Vázquez.

Por Sebastián Cabrera / El País – Uruguay

Iglesia En Marcha.Net

1 Nov '08

Deja un comentario

*