EL DINERO, ¿IMPRESCINDIBLE O NECESARIO?

Sin pretender hacer un análisis profundo, realizaré una breve reseña de cómo fue que se comenzó a utilizar el dinero.

Al comienzo de la humanidad no necesitábamos dinero para obtener lo necesario para la alimentación o para satisfacer otras necesidades, todo estaba al alcance de la mano, todo nos era provisto.

Luego el ser humano tuvo que comenzar a trabajar para obtener lo necesario para subsistir, el individuo y su familia.

Posteriormente, al paso del tiempo, el individuo tuvo que relacionarse con otros grupos para conseguir ciertos productos o servicios, así comenzó a negociar con otros para obtener esos productos, bienes o servicios, pero aún no existía el dinero sino que se realizaba por medio del trueque, es decir que se intercambiaban productos, bienes o servicios a cambio de lo que se necesitaba adquirir.

Por ejemplo una persona realizaba el trueque de una docena de huevos, que había obtenido de sus gallinas, por un kilo de harina que tenía el vecino. Esto era una insipiente forma de comerciar que no tenía reglas fijas sino la sola voluntad de los que intervenían y consentían en realizar ese cambio de mercadería.

Posteriormente, mas avanzada la civilización, se comenzó a perfeccionar este comercio y fue necesario crear una “moneda de cambio” pues las personas necesitaban un artículo, pero quien lo poseía no estaba interesado en canjearlo por lo que le ofrecían, por lo que se hacía mas difícil obtener ciertos artículos.

Se utilizaron entonces muchas cosas como moneda de cambio, por ejemplo la sal (de ahí la palabra salario pues se pagaba a los trabajadores con sal), las especias, etc.

El comercio comenzó a crecer y ya no era entre personas o pueblos sino entre naciones.

Posteriormente se fue perfeccionando y se utilizó el oro y la plata y también aleaciones de otros metales y  se acuñaron monedas. Luego se comenzó a emitir bonos y documentos y el dinero en billetes con diferentes diseños y tamaños y distintos valores, de acuerdo al país de origen.

En la era moderna se comenzaron a utilizar, además,  las tarjetas de crédito donde ya no es necesario utilizar dinero en efectivo sino que se realiza la transacción económica mediante un número.

Muchos negocios y mas aún los de cifras muy elevadas, ya solo se realizan mediante transacciones bancarias de cifras de dinero por medios electrónicos, como la Internet, el dinero no ve las manos ni del que compra ni del que vende.

Volvemos entonces a la pregunta del principio,  que podremos decir, el dinero es ¿imprescindible o necesario?

Por lo que podemos ver, en el sencillo análisis realizado, parecería imprescindible, pero en realidad podemos afirmar que es necesario. Parece un juego de palabras pero no lo es.

Para muchas personas pasó a ser “imprescindible”, pues lo hacen el centro y eje de sus vidas, ya no solo les alcanza su salario para suplir las necesidades básicas y algunos extras y ahorros, sino que cada vez, de acuerdo a lo que impone la sociedad de consumo, deben trabajar y producir mas y mas dinero para poder estar a “tono” o al último “grito de la moda”, no solo en vestimenta sino en mobiliario, electrodomésticos, celulares, viajes, etc. etc. etc.

Muchas familias pierden momentos preciosos con sus hijos o entre esposos, por ocupar mas horas en el trabajo, o los trabajos, pues ya no alcanza con uno sino que, en muchas familias, ambos cónyuges trabajan en dos o tres lugares diferentes cada uno.

Esto lleva muchas veces a la disolución del matrimonio por falta de comunicación y porque se pasa mas tiempo con compañeros de trabajo que con su propia familia; los niños, la mayoría de las veces, pasan gran parte del día lejos de sus padres, en colegios y al cuidado de extraños al volver a sus hogares.

Es así que por serles “imprescindible” el dinero, han dejado que éste “maneje” y “gobierne” sus vidas, haciendo de ellas un continuo stress y llenándolos de ansiedad, entrando en un círculo vicioso que, de no parar, puede llevar al desastre.

Tal es el caso, no hace muchos años, hubo en nuestro país una crisis económica donde muchísimas personas perdieron sus empleos de muy buen nivel de remuneración, muchas familias quedaron sin ningún ingreso económico y muchas no supieron como enfrentar esta nueva situación.

Otro caso, en que se piensa que el dinero es “imprescindible” es en la ayuda a los indigentes, muchos planes sociales consideran que darle dinero, mensualmente, a una familia va a cambiar su situación de miseria, cosa que no es así, pues si esto no va acompañado de un seguimiento muy de cerca, planes de educación y un real cambio del individuo en su forma de pensar y la sanidad de sus heridas del alma y el espíritu, no va a surgir ningún efecto el solo hecho de entregarle el dinero pues lo van a gastar y a utilizar de acuerdo a su escala de valores y a su manera de vivir y va a ser contraproducente.

Un extremo de cuando el dinero se vuelve “imprescindible” es cuando se llega a realizar estafas, robos, guerras, etc. porque el dinero llega a ser una herramienta de poder.

Porqué afirmo entonces que el dinero es “necesario”, porque vivimos en una sociedad y necesitamos adquirir bienes y servicios y por lo tanto, de acuerdo a la organización de la sociedad, necesitamos el dinero para adquirirlos, pero no debemos tener al dinero como el eje de nuestras vidas sino que debemos utilizarlo como una herramienta para adquirir lo que necesitamos.

El trabajo no debe ser una obsesión sino una bendición, lamentablemente muchos salarios son bajos y las personas deben, muchas veces, tener dos trabajos para poder suplir las necesidades de su familia. Pero debemos hacer todo lo posible, de nuestra parte, para adecuar los gastos familiares o personales, sino se tiene una familia a cargo, para gastar de acuerdo a los ingresos, hacer un plan de gastos, comenzando por lo mas necesario y dejando para lo último lo menos necesario o que se puede obviar, por lo menos hasta estar en una mejor situación económica.

No debemos descuidar la relación de pareja y con los hijos, debemos aprovechar los momentos libres para fortalecer los lazos familiares, dando mas importancia a la calidad que a la cantidad, aprovechando bien el tiempo.

Enseñarles a nuestros hijos y a los niños y adolescentes que tengamos cerca, que es necesario ganarse el dinero con un trabajo digno, pero que no debemos de hacer del dinero el centro de nuestras vidas. Debemos inculcarles el ansias de aprender y superarse, no solo para ganar mucho dinero sino para ser personas útiles para la sociedad, con valores y principios bíblicos, que los hagan personas íntegras y sea cual fuere la situación económica, o circunstancia de otra índole, que les toque transitar, sepan que mas allá de cualquier pérdida, siempre hay una salida, siempre se puede volver a comenzar, si nuestras vidas están cimentadas en la VERDAD.

Irene Marsiglia – Promotora Social y Legal

Iglesia En Marcha.Net

15 Nov '08

Hay 2 Comentarios.

  1. miguel
    7:37 pm noviembre 15, 2008

    Bueno, si Adan empezó a trabajar al toque, ¿como es que “Al comienzo de la humanidad no necesitábamos dinero para obtener lo necesario para la alimentación o para satisfacer otras necesidades, todo estaba al alcance de la mano, todo nos era provisto.”
    Y si es tan complejo el tema, que necesitaste tanto para contarlos sin hacer un analisis profundo como vos reconoces, ¿antes de ese tiemo, pasaron millones de años con tan poca complegidad que se puede sintetizar en detalle al principio del antiguo testamento?
    Soy un cristiano comprometido, pero todo eso me desoriento…

  2. Irene Marsiglia
    1:07 am noviembre 16, 2008

    Hola Miguel, qué bueno tu comentario.
    Dije que al principio todo nos era provisto pues Adán, antes de la caída de la Gracia de Dios, no trabajaba, estaba para señorear sobre todo lo creado por Dios, tenía todo a su alcance, luego cuando pecó Dios le dijo que ganaría el pan con el sudor de su frente.
    En cuanto a que realicé una breve reseña y no un análisis profundo, es porque no soy economista, ni esperta en el tema, escribí basada en mi cultura general, mi propia experiencia y la Palabra de Dios. Jesús dijo que buscáramos el Reino de Dios y Su Justicia y todo lo demás nos sería añadido. Esto no quiere decir que el dinero no es necesario, ni que no debemos trabajar, sino que todo lo que hagamos lo hagamos para Glorificar a Dios a través de nuestras vidas, que pongamos todo nuestro esfuerzo en que el Reino de Dios y Su Justicia sea instaurado en todas las áreas de nuestra vida, así será Él Glorificado y nos dará todo lo que necesitamos, en todas las áreas de nuestra vida.
    Dije además, que para muchos el dinero es imprescindible, pues muchos por ganar más y más dinero y tener posesiones, se olvidan de Dios, de Su Palabra y de hacer Su Voluntad.
    Espero que haya podido aclararte.
    Muchas bendiciones

Deja un comentario

*