TAYIKISTÁN

En la capital de la ciudad de Dushanbe los creyentes corren el riesgo de perder los edificios que usan como iglesias.
Christian Aid recibió el siguiente informe de un ministerio  al cual ayuda en Asia Central:

En 2005, la ciudad puso en marcha un proyecto de demolición como primera fase de su programa de reconstrucción. Muchas comunidades fueron demolidas y centenares de ciudadanos quedaron sin hogar. El año pasado, una iglesia protestante fue confiscada y completamente  demolida. Hasta la fecha, no se les ha dado compensación alguna a los líderes de la iglesia. A otras dos iglesias protestantes les han prohibido reunirse.

El 29 de agosto se vio en el Tribunal Económico Superior un caso concerniente a una controversia sobre la propiedad de una iglesia protestante. Funcionarios de la ciudad querían incautar el edificio, a pesar de que fue legalmente comprado diez años atrás. Los miembros de la Iglesia han estado trabajando en él durante los últimos nueve años, y todavía se le están realizando renovaciones.  Pero las autoridades lo querían de vuelta. El juez, sacando los observadores internacionales de la sala del tribunal, se negó a informar sobre los resultados.

Las autoridades gubernamentales hacen cada vez más difícil la existencia de algunas organizaciones religiosas. Para  que una asociación religiosa local sea calificada como tal, debe tener por lo menos 200 creyentes. Esto, es un evidente intento de aplastar el crecimiento de las minorías religiosas, en un lugar donde el 97% de la población es musulmana. Con la ayuda de Christian Aid, un ministerio ha iniciado una corta serie de programas de entrenamiento – todos ellos clandestinos. Si no hay más iglesias disponibles para estas sesiones de entrenamiento, se impartirán en los hogares de los creyentes.

Fuente: Christian Aid / Iglesia En Marcha.Net
21 Oct '08

Deja un comentario

*