INDIA


El 7 de setiembre, aproximadamente 300 personas atacaron e incendiaron un salón de oración en la aldea de Bada, distrito de Davangere. Esto ocurrió en el momento en que los cristianos culminaban sus oraciones a las 9 de la mañana. Los asaltantes rompieron el cielorraso de asbesto y las ventanas, echando fuego hacia adentro alcanzando a los materiales, incluyendo Biblias, una cruz y un púlpito, reportó el diario “The Hindu”. Un pastor que se identificó solamente como Lukas E., quien fue testigo del ataque, dijo que los asaltantes eran “locales”, aunque rehusó identificarlos.   La policía tomó denuncia del caso, a pesar de que el pastor dijo que no desea presentar cargos contra nadie porque es su “propia gente.” Los aldeanos que acusaron al pastor de “convertir a los locales” atrayéndolos con regalos y por “denigrar a los dioses hindúes y sus costumbres religiosas” dijeron al periódico que el ataque fue “espontáneo.” Compass pudo saber  por un oficial de la policía, que 10 personas fueron llevadas a la cárcel. Este incidente ocurrió aun cuando había órdenes de prohibición vigentes en un área de 200 metros alrededor de otros tres salones de oración en el pueblo de Davangere, que han soportado ataques desde mediados de agosto. El partido nacionalista hindú, Hindu Jagarana Vedike ya había amenazado con clausurar por la fuerza estos “lugares no autorizados” si la administración del distrito no lo hacía para el 6 de setiembre, según puede leerse en “The Hindu”.

El 21 de agosto un obrero crsitiano tribal, Maharashtra Kashinath Kadale, fue golpeado y luego ahorcado por siete atacantes anti-cristianos en la aldea de Jamblipada, distrito de Thane, según informó el diario nacional Times of India. Fue a la medianoche que irrumpieron en la casa y golpearon a la pareja. Tai, la esposa de Kadale, escapó y regresó horas después encontrando a su esposo colgado del techo. Presentó denuncia en la policá de Jawahar, diciendo que estaban dormidos en la casa cuando siete hombres desconocidos los atacaron. Times of India citó al Rvdo. Sanjiv Andrap, pastor de la aldea, quien declaró que el ataque fue por la oposición de los aldeanos a las familias cristianas y por su deseo de que se vayan de la aldea. En cinco ocasiones durante los últimos tres años, los aldeanos han intentado expulsar a las familias cristianas de la aldea, reportó el diario. El inspector de la estación de policía de Jawahar ,Rajendra Naik dijo que la información dada por la esposa del muerto era falsa, que la pareja estaba borracha y que abusaron de siete personas que pasaban por el frente de su casa. De acuerdo con la investigación policiaca, las siete personas tuvieron una discusión con la pareja y más tarde se fueron. Abraham  Mathai, vicepresidente de la Comisión para las Minorías dijo a Compass que los nativos en el área Thane son vulnerables constantemente a los ataques de extremistas hindúes locales.
El 15 de agosto, día de la independencia hindú, seis obreros cristianos y un estudiante del Colegio Bíblico fueron golpeados por un grupo de fanáticos hindúes, según informó The Persecution Times. Fanáticos enfurecieron al ver al estudiante Rasul Sarvack distribuyendo literatura cristiana junto a otros estudiantes. En el momento del ataque, los demás estudiantes lograron escapar,pero el más joven de ellos fue retenido y golpeado intentando que Sarvack renegara de su fe en Jesús, pero no lo lograron”. Ustedes están tratando de que nuestro país sea una nación cristiana,” le gritaban mientras lo arrastraban hasta la estación de policía donde fue retenido para protegerlo de la furia de sus atacantes. Cuatro trabajadores del Evangelio por Asia (GFA) llegaron a la estación de policía y pidieron la libertad de Sarvack, pero los fanáticos los detuvieron y los golpearon por largo rato en presencia de la policía. Otros dos trabajadores del GFA llegaron hasta la estación de policía y también fueron atacados, resultando uno de ellos herido gravemente en un ojo. Luego destrozaron el auto de los cristianos y lo tiraron por un canal. Luego regresaron por el vehículo del otro grupo de cristianos, pero al fin la policía intervino y no se los permitió. Los extremistas hindúes se alejaron y la policía traslado a Sarvack y a los otros seis cristianos a otra estación de policía para darles protección. Allí, algunos cristianos de la localidad llegaron y llenaron unos papeles y el grupo fue liberado.

Fuente: Compass Direct/Redacción: Iglesia En Marcha.Net

6 Oct '08

Deja un comentario

*