LA INOCENCIA DE LOS NIÑOS


Si bien es cierto que el bebé, desde su concepción, posee una predisposición genética, tanto física como de comportamiento, además de las  improntas, es decir influencias que han quedado como “impresas” en el bebé, recibidas de su madre y del medio exterior, también influye, y mucho, el entorno en el cual este bebé, una vez que nace, se desarrolla y crece.

Una vez leí, en algún artículo sobre psicología, que si nosotros hiciésemos un estudio con dos bebés que hayan nacido el mismo día, en el mismo sanatorio, física y neurológicamente normales, pero que tuviesen familias totalmente distintas, una de las cuales dejase a su hijo aislado en un cuarto, que no lo motivara ni con palabras, ni con amor, ni con música y así creciera hasta el año. Luego, la otra familia, tuviese a su bebé, hasta el año, rodeado de amor, cuidados, le hablase y le  hiciese escuchar música suave.


Al cabo de ese tiempo observaríamos que el primer niño ya no parecería tan igual al segundo, alguien que no los hubiese visto, desde el primer día, pensaría que el primer niño tiene deficiencias o discapacidades.  Pero en realidad no lo es así, ¿qué pasó entonces?, pasó que influyó el medio ambiente, el entorno de ese  niño. También influye y mucho, la alimentación adecuada, o no, que reciba el niño, en sus primeros años de vida, para su desarrollo intelectual y físico.
Igualmente que su desarrollo físico y neurológico, es su desarrollo emocional y espiritual. Dependiendo de las vivencias del niño en su entorno familiar o social.
Hace unos años, comenzó una tendencia de que al niño había que incentivarle sensaciones placenteras, no solo a nivel auditivo, visual y motriz, sino a nivel de sus sensaciones corporales, es así que he observado con estupor, como en programas televisivos, de la televisión por cable, mediante la excusa de ayudar a los padres a mejor relacionarse con sus bebés, se les enseña ciertos  “masajes” corporales para incentivar sensaciones placenteras en los pequeñitos. ¡Qué horror!, el bebé que estaba siendo “motivado” en ese momento por supuestamente una experta, estaba tan exaltado, tenso y sus ojitos abiertos de tal manera como que estaba viviendo una sensación nada placentera sino estresante.
Me pregunto ¿a dónde se quiere llegar con todo esto?, creo saber la respuesta y no me gusta. Parece haber un complot invisible que desea robarles la inocencia a los niños, para luego sacar provecho de esto.


Pero sin ir tan lejos en estas situaciones que, quiero creer, no sean tan generalizadas, permítaseme ser inocente en mi pensamiento, decía que sin ir tan lejos, debemos tener cuidado en nuestras propias casas. En lo que se habla delante de los niños, aunque éstos sean bebés, en lo que se hace delante de ellos.
En muchas visitas domiciliarias que he realizado, he encontrado que muchas veces el bebé, o el niño, duerme en la misma cama que sus padres, esto no es nada aconsejable, pues aunque el bebé, o el niño, pensemos que están dormidos lo que hagamos al lado de ellos de todas maneras lo pueden percibir, no olvidemos que están en desarrollo y por lo tanto tienen mas percepción justamente por estar en esa etapa.
Tratemos siempre, por más que se tengan problemas económicos, que el bebé, o el niño, duerman en su propia camita. Tratar, una vez que estén más creciditos, que tengan su propio cuarto o si no se posee más que una habitación, separar el área donde duerme el niño con una cortina, que durante el día se puede tener  recogida para que el ambiente no se achique.

Cuidar la intimidad del niño, no porque éste sea pequeño, no respetarlo. Si hay que bañarlo o cambiarlo no hacerlo delante de personas extrañas, o aunque sean de la familia, si no son su papá o mamá.
No dejarlo solos con personas que, aunque sean conocidas, no se conozca a fondo su estilo de vida y costumbres.
Evitar también que, cuando el niño ya va al jardín o a la escuela, quede a pasar la noche en casas que no conozcamos muy bien.
Por supuesto que también cuidar lo que ve en la televisión, no dejar al niño con el control remoto sin la supervisión de un adulto, aunque sean, supuestamente, programas infantiles.

Algo muy importante: cuando los niños nos cuenten algo que les está sucediendo, como un abuso sexual, debemos ante todo creerle. Los niños muchas veces son fantasiosos, pero en este tema es muy difícil que lo sean, hay cosas y detalles que los niños no pueden inventar si no lo han vivido.
Tal vez, sepamos que un niño está siendo abusado, o tal vez un niño puede venir a contárnoslo porque le inspiramos confianza, tratemos de ayudarlo. Por supuesto que si el abuso viene de parte de un integrante de su familia no podemos ir a hablar con su familia. Seamos sabios al momento de prestarle ayuda, hay una línea gratuita, a la cual se puede llamar desde cualquier teléfono, o de un teléfono público aunque no se tenga tarjeta, es: 0800.5050.
Allí podrán ustedes hacer la denuncia, puede ser anónima, para que el niño pueda ser asistido.

Recuerden que el que conoce un caso de violencia doméstica, cualquiera sea, y no lo denuncia  ES CÓMPLICE.
Si queremos tener una mejor sociedad, jóvenes alegres, libres de vicios, que sean luego adultos sanos y útiles a la sociedad, debemos comenzar cuidando a los niños, desde el vientre de sus madres, para que éstos se desarrollen, nazcan y crezcan sanos en todas las áreas de su ser: espíritu, alma y cuerpo.
Guardando que vivan todo a su tiempo, que puedan jugar, aprender, alimentarse y crecer. Sobretodo que no pierdan su inocencia que es el mejor tesoro que puede tener un niño, para luego ser un adolescente y un adulto sano.

Pero Bendito sea Dios que, a través de Jesucristo, mediante Su muerte y resurrección y a través del Espíritu Santo, hace nuevas todas las cosas y restaura las almas y los espíritus heridos y nos hace “..nuevas criaturas en Cristo Jesús..”

Los invito a meditar en este pasaje bíblico:

Mateo 18: 1 al 7 y 10

“..1 En aquella misma ocasión se acercaron a Jesús los discípulos y le preguntaron:
– ¿Quién es el más importante en el reino de los cielos?b 2 Jesús llamó a un niño, lo puso en medio de ellos 3 y dijo:
–Os aseguro que si no cambiáis y os volvéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.C4 El más importante en el reino de los cielos es aquel que se humilla y se vuelve como este niño. 5 Y el que recibe en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe.
6 “A cualquiera que haga caer en pecado a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría ser arrojado al fondo del mar con una piedra de molino atada al cuello.d 7 ¡Ay del mundo a causa de las incitaciones al pecado!e Cierto es que siempre las habrá, pero ¡ay del hombre que haga pecar a los demás! (….)
10 “No despreciéis a ninguno de estos pequeños. Pues os digo que sus ángeles en el cielo contemplan siempre el rostro de mi Padre celestial [… ] h

Irene Marsiglia – Promotora Social y Legal

Iglesia En Marcha. Net

2 Sep '08

Hay 4 Comentarios.

  1. Irene Marsiglia
    1:57 pm septiembre 15, 2008

    FE DE ERRATA – Donde dice : 800.5050. Debe decir: 0800.5050
    gracias.

  2. maria cristina marsiglia
    10:05 pm febrero 21, 2009

    ESTE CONSEpTO DE LOS NIÑOS ES REAL LOS PADRES LOS DEJAN MIRAR LA TELEVICION , Y ASI ELLOS VEN TODAS LAS ( PORQUERIAS) PERDON POR LA EXPRECION PERO TENDRIAN QUE PRIMERO EDUCAR A ESOS PADRES ANTES QUE NADA , LA REDACTORA ES HERMANA MIA Y APOYO TODOS SUS PROYECTOS

  3. Carolina Vallejo
    1:45 pm febrero 22, 2009

    Nobleza obliga hacer una aclaración a la estimada columnista.
    No se a que programa alude porque lamentablemente hay de todo por lo tanto no emito opinión de lo que no vi.
    Pero desde mi ser profesional cristiana que trabaja hace dos décadas en interdisciplinariedad con dos campos : salud y educación no puedo dejar de dar mi opinión.

    Existe lo que llamamos ESTIMULACIÓN TEMPRANA O INTERVENCIÓN TEMPRANA. Se busca intervenir para estimular todas las vías de percepción y todas las vías por donde llega información
    (vista , oído, gusto, olfato, tacto) . Información necesaria para la estructuración intelectual , emocional, etc.

    Se trabaja con bebes , niños pequeños. Esto no es malo , ni pecaminoso. Muy por el contrario es parte del proceso que necesita transitar para insertarse en la vida de calidad que Dios le da.
    Hay muchas profesionales cristianas que conocen de la temática.

    Por supuesto gente inescrupulosa y mal intencionada hay en todos lados y debemos ser cuidadosos.
    Gracias por sus consejos y preocupación, Dios le bendiga en su tarea.
    Atte., Mta. Lic. Carolina Vallejo Latessa

  4. Irene Marsiglia
    1:07 am abril 3, 2009

    Estimada Licenciada Vallejo, porsupuesto que conozco la estimulación temprana, cosa que comparto totalmente, trabajo en el área social desde el año 85 , mi reflexión es sobre el mantenimiento de la inocencia en los niños. Este tema es muy importante, sabemos muy bien como cristianas que el ataque es principalmente a los niños, lo fue siempre, desde la antigüedad. Pues si logran quitarle la inocencia a un niño están formando un adolescente revelde y un adulto muchas veces transgresor.
    Los programas de que hablo los he visto en la televisión por cable, muestran los ejercicios, masajes y caricias hechas al bebé, con el fin de estimular sus sentidos , pero puedo asegurarle que, al menos en ese programa, no creo que solamente hubiese sido con ese fin. La estimulación temprana es otra cosa. Además mi intensión sobre este tema va mas allá de ver o no ciertos programas, sino he realizado la nota con el fin de concientizar lo delicada e importante que es la INOCENCIA DE LOS NIÑOS, debemos cuidar su alma y su espíritu. Solo quienes fueron abusados de niños pueden saber a ciencia cierta el daño que ese hecho proboca en sus vidas. Muchos de estos niños, por un mecanismo de autodefensa que poseemos los seres humanos, usted bien lo sabrá, bloquean esa experiencia a nivel conciente,les queda en el inconciente, pero les afecta su vida conciente, su desenvolvimiento como personas, su relacionamiento social. Solo un encuentro con Jesucristo los puede hacer libres.
    Lamentablemente el abuso infantil ha aumentado vertiginosamente en nuestro país, gracias a la Ley de Violencia Doméstica, aprobada en el año 2002, muchos de estos casos han salido, y salen, a luz pues muchos están conociendo que esto no es normal. Los niños, muchas veces, aunque les parezca mentira, no saben que está mal que abusen de ellos, mucho mas cuando son familiares.
    Quiero destacar la valiosa labor que están desarrollando varias iglesias a través del ministerio a los niños, donde éstos se confían con sus maestros o pastores y pueden recibir sanidad del alma y del espíritu.
    Muchas veces se dice que los niños son el futuro del païs , mas digo que para que sean jóvenes y adultos sanos en todas las áreas de su ser, espíritu, alma y cuerpo, debemos cuidarlos hoy, desde el vientre de su s mamás, para que tengan un desarrollo integral saludable.

    Irene Marsiglia – Promotora Social y Legal

Deja un comentario

*