EL DESAFÍO DE ATACAR MITOS – Para encarar las causas del suicidio

PREVENCIÓN
“El que dice que se va a matar no lo hace”. “El que realmente quiere matarse no lo dice”. “El suicidio se hereda”. “Los que intentan matarse quieren llamar la atención”. Cuatro de los mitos que el gobierno busca erradicar en un país donde cada 4 horas alguien intenta matarse.
En el Día Nacional para la Prevención del Suicidio, el Ministerio de Salud Pública (MSP) lanzó una guía para especialistas donde se abordan desde los factores de riesgo hasta cómo tratar a las personas cercanas de quien se quitó la vida.

Desde 1990 los suicidios aumentaron un 40%, indica un documento elaborado por la Comisión Asesora Técnica del Programa Nacional de Salud Mental. Sólo el año pasado hubo 2.216 casos: 1.617 fueron tentativas de autoeliminación y 598 lo consumaron.
A pesar de que muchos piensan que “el suicidio no puede ser evitado porque ocurre por un impulso” -otro de los tantos mitos-, “la tarea de prevención de suicidio implica una amplia gama de actividades que van desde la educación de los niños, el trabajo familiar, el control ambiental de los factores de riesgo, las tareas educativas de la comunidad, hasta el tratamiento de las patologías psiquiátricas”, explica la guía sanitaria.

LÍNEA DE VIDA

Silvia Peláez, directora de la organización Último Recurso, explicó que lo fundamental en estas circunstancias es no dejar sola a la persona, preguntarle con claridad si piensa sacarse la vida y cómo, quitarle elementos de peligro como armas y consultar con un profesional.
La ONG dispone de las líneas de crisis 0800 VIVE (8483) de 16 a 23 horas y 094 440 877 a toda hora durante todo el año. Sin embargo, el Estado todavía no dispone de una.
Por eso, Antel está entre los expositores en el acto de hoy de 15 a 18 horas en el Palacio Legislativo, junto al MSP y el Ministerio del Interior.
La senadora frenteamplista Mónica Xavier, impulsora de la ley 18.097 que creó la conmemoración de esta fecha, dijo que “así Antel asegure que es posible crear un 0800, es una alternativa que depende de los contenidos, de quienes estén detrás. Es una posibilidad a trabajar”.
Para Xavier, la guía es uno de los mayores avances desde que se creó la ley hace un año y medio. “Lo más importante es la capacitación sin prejuicios ni mitos del conjunto de la sociedad y, en particular, de algunos ámbitos institucionales que deben dar respuesta a este fenómeno, como el sistema de salud”, afirmó.
Por su parte, Renée del Castillo del Programa Nacional de Salud Mental del MSP, explicó que este primer manual “ha salido de la experiencia acumulada por personas que estudian y trabajan el tema a nivel nacional e internacional”.
Y aclaró que “no es un protocolo de acción, sino un marco referencial para el accionar, que se irá enriqueciendo con la práctica”.
Del Castillo destacó que la guía es una forma de recordar que en el análisis de la salud, influye lo que pueda estar pasando a nivel anímico.
“Vemos las enfermedades desde otros aspectos y a veces nos olvidamos que puede haber un ser humano sufriendo”, dijo. Si bien en una primera instancia el manual orientará las tareas del primer nivel de atención de salud, también podrá ser útil para policías y bomberos, ejemplificó Del Castillo.

SOBREVIVIENTES

El apoyo a las personas allegadas a alguien que se suicidó, también forma parte del manual.
“Atraviesan un duelo con características muy particulares, por sentir que no pudieron visualizar el problema y prevenirlo. Viven en una situación que los impacta fuertemente y que les origina vivencias con sentimientos encontrados de culpa, desolación, impotencia y enojo”, se explica.
Según Peláez, “es un duelo más largo y a veces resulta insoluble si no se aborda adecuadamente, sobre todo cuando quien se suicidó es un hijo. Es inentendible”.

FIN DEL SILENCIO

El “contagio del suicidio” por divulgar los casos, es uno de los principales mitos que el gobierno, las ONG y la propia Organización Mundial de la Salud están intentando combatir.
En este sentido, la guía recomienda tratar el tema sin sensacionalismo ni fotografías, de manera escueta, sin la descripción detallada del método, así como tampoco usar la palabra “suicidio” como sinónimo de “opción”, “salida” o “solución”.
“A nivel educativo también se debería poder trabajar -dijo la senadora Xavier. Existe una realidad que antes no se daba y es que el suicidio aparece cada vez a edades más tempranas. Es necesario formar conciencia sobre como hablar del tema con rigor científico y abriendo puertas, que es una de las cosas más importantes. Porque quien está en riesgo debe tener una red de contención para que no se aísle”.
Para Xavier, “teniendo un enfoque multicausal en la búsqueda de soluciones es que se puede ayudar a la prevención y disminución de un hecho que a nivel mundial supera las muertes en la guerra, las del terrorismo y la violencia interpersonal sumadas”.

Consejos útiles para contener
Generar un espacio de confianza, escucha, continentación. Ayudarle a que exprese sus sentimientos. No emitir juicios de valor.
Trabajar sobre los factores de riesgo, que pueden ser sociales, familiares e individuales, como el aislamiento prolongado, el cambio de situación socio-económica, exposición a suicidio de personas allegadas, acontecimientos violentos en su entorno, problemas familiares, pérdidas, separaciones, depresión, al-coholismo, abuso de sustancias psicoactivas, baja autoestima, dificultades por su orientación sexual, baja tolerancia a la frustración.
Reforzar los factores de protección: los recursos de la persona, la familia y los grupos de referencia, estimular una vida social satisfactoria, promover la integración social a través del trabajo y el saludable uso del tiempo libre, facilitar el acceso a servicios de asistencia, y el vínculo con grupos de autoayuda y redes comunitarias.

La cifra
598 Fueron los suicidios consumados en 2007, según el Observatorio del Ministerio del Interior. Además, hubo 1.617 tentativas.
Prejuicios que complican atención
La guía realizada por el Programa Nacional de Salud Mental señala la existencia de algunas creencias difundidas y erróneas, que justifican actitudes que pueden llegar a ser obstáculos para la prevención. Éstas son algunas de ellas: – “El que realmente se quiere matar no lo dice”. Erróneo, de cada 10 personas que se suicidan, 9 lo manifestaron claramente.
– “Los que intentan el suicidio no desean morir, sólo es un llamado de atención”. No, sus mecanismos de adaptación han fallado y no encuentra alternativas adecuadas.
– “El hablar de suicidio incentiva a que se realice”. Por el contrario, el ponerlo en palabras disminuye el riesgo.
– “Sólo los psicólogos o psiquiatras pueden prevenir el suicidio”. Cualquier persona sensible e informada puede ayudar a evitar el suicidio. La prevención es tarea de quien se encuentre más cerca y sepa a quien acudir.
– “El que intenta el suicidio es un cobarde” No, es alguien que sufre. “Es un valiente”. No, está desesperanzada y su “visión túnel” solo le permite considerar la muerte como opción.
Cifras por categorías

Por sexo
“Los hombres, en general, han triplicado y hasta sextuplicado a las mujeres en el número de suicidios”, dice un documento elaborado por la comisión asesora técnica del Programa Nacional de Salud Mental. Y continúa: “Comparada con la mortalidad global, el suicidio provocó el 1,5% de las muertes en hombres y el 0,5% de las muertes en mujeres”.

Por método
El arma de fuego, ahorcamiento, precipitación y tóxicos son, en orden, los métodos usados con más frecuencia. Un estudio de la Facultad de Medicina señala que en el Interior predominó el ahorcamiento (40%), al igual que entre hombres, mientras en Montevideo prevaleció el arma (44%) y entre mujeres, la precipitación y tóxicos.
Por departamento
Según el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad, de las 1.617 tentativas de suicidio en Uruguay, 680 fueron en Montevideo, 224 en Canelones, 72 en Florida, 71 en Artigas y 69 en Durazno. En cambio, de las 598 autoeliminaciones consumadas, 196 ocurrieron en la capital, 92 en Canelones y 43 en Maldonado.

Por factores
El estudio del Programa Nacional de Salud Mental recoge entre otros factores, los desórdenes mentales (64% de los casos es por depresión, 15% alcoholismo, 3% esquizofrenia y 3% ansiedad), antecedentes en la persona y/o familia, la disponibilidad de medios mortíferos, y el aislamiento social.   Fuente: El País/ Por

Ana Pais y Ximena Aguiar

Iglesia En Marcha.Net

30 Sep '08

Hay 3 Comentarios.

  1. Cristian
    3:08 pm noviembre 29, 2008

    Si el suicidio fuera hereditario, entonces no se transmitiria de generacion a generación, o esa linea (la que contiene el gen suicida) de sangre desaparecería.

  2. paulina del rio
    12:56 pm agosto 6, 2009

    Muchas gracias por su información. Soy sobreviviente del suicidio de mi hijo mayor, quien murió a los 20 años en 2005. Hoy, en mi camino de encontrar un sentido y una misión en mi vida, inicio un proyecto de formación de grupos de sobrevivientes de suicidio en Chile y agradezco su artículo.
    Muchos saludos.

  3. dani
    7:43 pm agosto 10, 2009

    lamentablemente el suicidio es algo muy triste porque quererse quitar la vida debe ser algo que se hace cuando se esta muy mal en todo sentido y no piensa q hay una salida y para todo hay una salida

Deja un comentario

*