COMUNICACIÓN CON LA FAMILIA

Una parte muy importante de los problemas que presentan los adolescentes como: ansiedad, depresión, drogadicción, estrés, baja autoestima, intentos suicidas y disminución en el rendimiento escolar, se deben a la falta de relaciones y de comunicación en el entorno familiar.
La imposibilidad de establecer una comunicación adecuada entre los integrantes de la familia tiene como efecto inmediato el distanciamiento y la incomprensión, lo anterior dificulta el adecuado desarrollo de la misma y de cada uno de sus integrantes, lo cual en ocasiones desencadena las alteraciones psicológicas mencionadas.

Consideraciones

La comunicación es un elemento vital para el desarrollo de la familia. Mediante ésta se produce un intercambio de información, opinión, estados de ánimo o de emociones. La manera de comunicarse que tienen los miembros de la familia, determinará la forma en que los hijos aprendan una manera de relacionarse y de pensar. Esto significa que cada familia enseña a través de la forma en que comunica su estilo particular; los valores, forma de pensar y observar la vida.

En la actualidad vivimos en un mundo en el que se fomenta el individualismo y la falta de comunicación persona a persona; se pasa mucho tiempo en el trabajo, frente a la computadora y la televisión, se dispone de poco tiempo para realizar las actividades cotidianas, entre otras.

Por tal motivo, se requieren fomentar las relaciones familiares y la comunicación, debido al ambiente de seguridad y confianza, y a los lazos emocionales y psicológicos que se logran desarrollar entre sus integrantes, la familia es un medio natural para que sus miembros identifiquen formas para apoyarse y complementarse, y para satisfacer muchas de sus necesidades, especialmente afectivas y emocionales.

Las siguientes recomendaciones generales pueden serle de utilidad para fomentar la comunicación en su familia:

  • Evite la comunicación negativa, ésta implica la falta de responsabilidad para el autocontrol de las emociones negativas, lo que ocasiona que el individuo caiga en conductas agresivas
  • Busque un espacio de tiempo para que los integrantes de la familia platiquen; en el desayuno, la comida o por la noche antes de dormir. Durante estos momentos procure no encender la televisión ni el radio. Lo anterior fomentará la unidad familiar
  • Trate de que se platique de temas de interés para todos
  • Respete la forma de pensar de cada uno
  • Valore a cada integrante de la familia y dedíquele el tiempo necesario
  • Aprenda a escuchar y no interrumpa a los demás
  • Reconozca a los demás mediante una actitud positiva
  • No deje pasar un día sin platicar con su esposo(a) o sus hijos las necesidades y problemas que se suscitaron en el día.
  • Esté disponible para sus hijos y cónyuge
  • Controle su tono de voz, no grite ni se precipite, hable con paciencia. Sus hijos seguirán su ejemplo. Muéstreles que lo mejor es hablar, no la violencia
  • Sea congruente con los mensajes que envía, verbales y no verbales
  • Escuche con interés las opiniones. Demuestre empatía, como si los problemas que escucha fueran propios
  • Sea humilde y platique sus problemas
  • Fomente la relación con los amigos de sus hijos
  • Estimule la convivencia familiar mediante actividades conjuntas; paseos familiares cuando menos una vez por semana, juegue con sus hijos

Son muchas las cosas que podemos hacer para fomentar un ambiente de comunicación, aceptación y respeto en nuestra familia. Recuerde que los hijos imitan lo que ven en sus padres. Si queremos hijos sanos debemos fomentar un ambiente familiar de respeto, de desarrollo constante, incondicionalidad y de aceptación por los demás.

Fuente: Tu Salud / Iglesia En Marcha.Net

28 Sep '08

Hay 1 Comentario.

  1. pienso que este bueno esta tema de la familia lo voy a tomar para enseñarlo

Deja un comentario

*