ESTADOUNIDENSES

Según una encuesta encargada por la revista especializada Monday Archives of Surgery, la mayoría de estadounidenses considera que Dios es más efectivo que los mejores médicos cuando se trata de salvar vidas en serio peligro y por eso no pierden con facilidad la esperanza ante situaciones límite.
El 57 por ciento de los entrevistados consideró que Dios puede salvar a un miembro de su familia aún cuando los médicos crean que el tratamiento es inútil. Y casi el 75 por ciento apoya que los pacientes desahuciados exijan estos tratamientos.

El sondeo fue telefónico a unos mil adultos estadounidenses elegidos al azar. También fueron entrevistados por correo 774 médicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud.

 
Iglesia En Marcha. Net
24 Ago '08

Deja un comentario

*