NUEVA TOLERANCIA


NUEVA TOLERANCIA

Crystal Dixon, Vicepresidenta de Recursos Humanos en la University of Toledo – Estados Unidos, fue despedida por cuestionar el estilo de vida homosexual y manifestar que los “derechos homosexuales” no pueden ponerse al mismo nivel de la lucha por los derechos civiles de los ciudadanos negros en el país.

“Como mujer negra… me ofende gravemente la noción de aquellos que piensan que por escoger el estilo de vida homosexual son “víctimas de los derechos civiles”. Me explico: no puedo levantarme mañana y no dejar de ser una mujer negra. Soy genética y biológicamente negra y estoy contenta de serlo porque mi Creador así lo quiso”, escribió Dixon, como respuesta a una columna también publicada algunos días antes en el Toledo Free Press, en la que el autor pretendía equiparar los llamados “derechos homosexuales” a la lucha de los ciudadanos negros por sus derechos en Estados Unidos.

Cristal Dixon dijo que, si bien ella no puede cambiar su identidad como mujer negra porque es parte de su ser, “miles de homosexuales sí deciden vivir el estilo de vida homosexual”, y recordó como varios conocidos de este ámbito han renunciado a esta conducta porque “se dieron cuenta de que su opción por las prácticas del mismo sexo los perjudicaban física y psicológicamente”. Finaliza su artículo haciendo referencia a la Biblia, “Dios creó al hombre y la mujer con un inalienable derecho a optar” y que “cada quien es responsable por sus acciones; y que parte de ello en el caso de quienes practican actos homosexuales “se distorsiona y los vuelve indignos”.

Asimismo recordó que el Señor “ama al pecador pero odia el pecado” y que “diariamente Jesucristo está radicalmente transformando las vidas de los heterosexuales y homosexuales llevándolos hacia una vida de plenitud”.

Sus comentarios hicieron que Lloyd Jacobs, Rector de la University of Toledo, publicara también un artículo en el mismo periódico, afirmando que se vio obligado a “repudiar” públicamente los comentarios de Dixon. En su opinión, las afirmaciones de la ex administradora “no están de acuerdo con los valores de la University of Toledo” y expresó su apoyo para un “programa seguro” para estudiantes homosexuales en esta casa de estudios.

En primer lugar el rector suspendió a Dixon sin derecho a pago, pero más tarde decidió despedirla.

La ex administradora contactó al Thomas More Law Center, para ser representada legalmente ante este acto de intolerancia y discriminación.
Richard Thompson, Presidente del Thomas More Law Center comentó que, aparentemente además de su apoyo a los homosexuales, la University of Toledo también “está orgullosa de su hostilidad hacia los cristianos. Los cristianos también creen que uno tiene que amar al pecador pero odiar al pecado. Crystal Dixon cree y expresó esto. Esencialmente fue despedida por ser cristiana”.
 
Fuente: Aci/ Redacción: Iglesia En Marcha. Net
25 May '08

Deja un comentario

*