CALIR


CALIR
                                                                                        
 
Bajo este lema que sintetiza la importancia del derecho fundamental de la libertad religiosa en el marco de una sociedad democrática, se celebró el anunciado Congreso los días 28 y 29 de abril pasado en las instalaciones de la Universidad Católica Argentina en la ciudad de Buenos Aires.
 
Participaron especialmente invitados a este encuentro, juristas, autoridades de gobierno, expertos, investigadores de países de distintas partes del mundo, tales como Europa, Asia, Africa, EEUU, Latinoamerica y Argentina.
 
Entre los asistentes destacamos la participación de Denton Lotz, Secretario General Emerito de la Alianza Mundial Bautista y presidente del International Religious Liberty Association, Monseñor Giampaolo Crepaldi, Vicepresidente del Consejo Justicia y Paz de la Santa Sede, Cole Durham, de la Brigham Young University, Mohamed Esslimani de Arabia Saudita, Pieter Coertzen, de la Stellenbosch University de Sudafrica, Silvio Ferrari de la Universitá degli Studi di Milano y Rik Torfs de la Universidad de Lovaina.
 
Fueron oradores el Secretario de Culto de la Nación, Embajador Guillermo Oliveri, y la vicejefa de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriela Michetti.
 
Seis fueron los bautistas que participaron como expositores y panelistas: el Dr Denton Lotz, el Dr. Brent Walker de los EEUU, el Dr. Arnoldo Canclini, el Dr. Gustavo Grancharoff, Cynthia Bollatti en representación de ABA Jóvenes y Raúl Scialabba, como presidente del Congreso y del CALIR.
 
Varias iglesias de la ABA estuvieron representadas con la presencia de delegados, algunos de ellos del interior del país, destacándose también grupos de jóvenes.
 
Participaron también, rabinos, sacerdotes, pastores y otros líderes espirituales de distintas confesiones incluyendo personas sin ninguna adscripción religiosa.
Merece una mención especial la cantidad de jóvenes interesados en la temática de la libertad religiosa, tres de los cuales dieron su testimonio en la sesión de clausura.
 
El encuentro reflejó el carácter pluralista del Congreso que contó con el auspicio de distintas instituciones como la Fundación Konrad Adenauer, el Seminario Rabínico Latinoamericano, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, la Pontificia Universidad Católica Argentina, además de la Secretaria de Culto del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación y la Dirección General de Culto del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Asociación Bautista Argentina .
 
Los temas de las sesiones plenarias y de las sesiones simultáneas fueron además del lema elegido para el Congreso, los siguientes:       
  • Los desafíos y los contenidos de la libertad religiosa.
  • Presencia religiosa en el ámbito público
  •  Libertad religiosa individual y libertad de conciencia
  •  La libertad religiosa en América
  • La libertad religiosa en Europa
  • La libertad religiosa en Asia y Africa
  • La libertad religiosa en Argentina
  •  La libertad religiosa en la perspectiva de las religiones
  •  El futuro de la libertad religiosa
     
    Muy importante fue también la cantidad de ponencias presentadas que abarcaron muy variados temas relacionados con este derecho fundamental.
    Los distintos oradores, destacaron la importancia de defender el derecho que tiene toda persona de buscar y encontrar a Dios y darle culto en privado y en público, sólo o asociado de conformidad con su conciencia y sin ninguna coacción.
    El Congreso finalizó con la lectura y posterior firma de los presentes de la Declaración que el CALIR hizo pública en ocasión del Congreso celebrado.
    El texto de la misma es el siguiente:
    DECLARACIÓN
     
    El Consejo Argentino para la Libertad Religiosa, en ocasión del Congreso Internacional “La libertad religiosa, origen de todas las libertades”, reunido en Buenos Aires a los 28 y 29 días de abril de 2008, MANIFIESTA:
     
    1. La libertad religiosa y de conciencia es un derecho fundamental  inherente a la dignidad de la persona humana. Toda persona tiene derecho a profesar y practicar públicamente su religión y a que las leyes le garanticen un  amplio respeto a su libertad religiosa, exenta de coacciones y de   restricciones arbitrarias fundadas o motivadas en la religión que se profesa, tanto por parte del  Estado como de particulares. La garantía de la libertad religiosa también ampara el goce de los derechos que de ella derivan para las iglesias, comunidades y confesiones religiosas, basados en el respeto y pleno reconocimiento de su autonomía y en el principio de laicidad y neutralidad del Estado.
     
    2. Condenamos enfáticamente las persecuciones y restricciones de los derechos humanos fundamentales que, tanto en forma personal como colectiva, aún sufren muchas personas y comunidades en muchos lugares del mundo en razón de su religión o sus creencias, y exhortamos a ponerles fin en forma urgente.
     
    En particular, denunciamos como especialmente graves los siguientes actos:
  • a) Las sanciones, muchas veces graves, a quienes deciden libremente cambiar de religión, y a quienes predican la conversión religiosa; y las restricciones a la difusión o la predicación.
  • b) Las prohibiciones de exhibir la propia identidad religiosa o de manifestar públicamente las propias creencias.
  • c) Las restricciones a los derechos civiles o políticos por razones religiosas.
  • d) Las profanaciones a lugares de culto o con significado religioso, o las restricciones o prohibiciones para establecerlos o erigirlos.
  • e) Las agresiones, que llegan al exterminio físico, de minorías religiosas.
  • f) Las limitaciones a la libre comunicación con otros creyentes o con autoridades religiosas del propio credo.
  • g) El escarnio o burla muchas veces soez que afectan sentimientos y creencias religiosos, o símbolos, personas o lugares sagrados para algunos creyentes.
     
    3. Vemos con agrado y alentamos las gestiones y estudios que se vienen realizando en los últimos tiempos en diferentes países, para dotar al derecho a la libertad religiosa de más eficaces sistemas de protección, tanto en el ámbito nacional como  internacional.
     
    4. Proponemos a los Gobiernos y a los organismos internacionales competentes, estudiar la posibilidad de avanzar hacia una convención internacional,  en el ámbito mundial o regional, que proporcione una tutela más eficaz a la libertad religiosa y de conciencia.
     
    5. Deseamos destacar el valor del diálogo entre personas y religiones,  como instrumento para afianzar la libertad religiosa y la paz por medio del conocimiento y respeto mutuo.
     
    Observatorio CALIR de la Libertad de Religión en la República Argentina

    Como parte del Congreso Calir y en le marco de la Sesión N*6 referida a La libertad religiosa en Argentina, el Observatorio, que lidera el Dr. Gustavo Grancharoff, miembro de ABA, presentó los resultados de una encuesta realizada por la Consultora D´Alessio IROL.
     
    Bajo el título “Estudio sobre, religión, sociedad y estado en Argentina”, el trabajo se basó en las respuestas dadas por 992 personas quienes respondieron a una encuesta on line sobre un tema que en ocasiones puede resultar embarazoso: su propio vínculo con la religión, las organizaciones y comunidades religiosas.
     
    Si usted está interesado en recibir este informe en formato PDF, puede solicitarlo a: contacto@iglesiaenmarcha.net  y se lo enviaremos por correo-e.

Fuente: Boletín de ABA/Iglesia En Marcha.Net
          
17 May '08

Deja un comentario

*