DINOSAURIO Y GALLINA

DINOSAURIO Y GALLINA 

 
El Tyrannosaurus Rex fue un animal muy feroz, pero al parecer era pariente cercano de la tímida gallina según aseguran científicos estadounidenses.
Segú los investigadores, además de con las gallinas, estos temibles dinosaurios comparten un ancestro común con las avestruces y en menor medida con los caimanes.
Hacía tiempo que se sospechaba este parentesco, pero nunca se había confirmado esta relación, hasta hoy.
“Esta es la novedad de este artículo publicado en la revista científica Science”, aseguró a BBC Mundo, José Luis Sanz, catedrático en Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid.
“Es decir que este tipo de dinosaurios son el linaje de origen de las aves”, según Sanz.
Secuencia genética
Para llegar a esta conclusión se realizó un análisis molecular para establecer una relación genealógica.
 
“Introduciendo datos moleculares de colágenos de un animal de hace casi 70 millones de años se ha confirmado la hipótesis de que el dinosaurio está más estrechamente emparentado con las aves que con el cocodrilo o el lagarto”, dice José Luis Sanz.
El objetivo era establecer, a través de un análisis molecular, la secuencia genética de algunos organismos cruciales, como las gallinas, avestruces y caimanes, y del colágeno de proteína extraída del hueso del dinosaurio.
Esa proteína fue extraída de un fémur fósil descubierto en 2003 en una zona entre los estados de Wyoming y Montana, en el norte de Estados Unidos. 
 
El estudio hecho al Tyrannosaurus Rex reveló que, además de gallinas, avestruces y cocodrilos, los dinosaurios tuvieron un parentesco genético con otras 21 especies modernas.
“Esto confirma lo que se sospechaba”, explica José Luis Sanz a BBC Mundo, “que las aves actuales, sea una avestruz o una gallina, no son nada más que dinosaurios especializados”.
Un Tyrannosaurus Rex adulto podía llegar a medir 6 metros de altura y 12 de longitud, una cabeza de un metro y medio y un peso de entre 5 y 6 toneladas.
Estos dinosaurios eran grandes carnívoros carroñeros pero también mataban presas de grandes dinosaurios que quizás no corrían a gran velocidad.
Los dinosaurios desaparecieron de la Tierra hace unos 66 millones de años, al final del Cretáceo y el comienzo del Terciario, según dado a conocer en la revista Science.
Fuente: BBC Mundo/ Nuria Corominas/Iglesia En Marcha.Net
29 Abr '08

Deja un comentario

*