CHINA

 
CHINA

Liu Huiwen, un cristiano chino condenado a 18 meses de carcel en noviembre, sufre maltrato en una prisión de mayoría musulmana. Después de una reciente visita a la prisión, la esposa de Liu, Miao Hui Lian, aseguro que él cojea seriamente y que está muy delgado. Liu, a quien no se le permitió hablar abiertamente, le dijo a su esposa que la prisión es “un lugar muy malo” y que él es “acosado constantemente.” La esposa de Liu quiso viajar a Pekín para denunciar el abuso pero la policía le advirtió que debía permanecer en su casa. Liu fue encarcelado por distribuir un folleto evangelístico a musulmanes en la provinicia de Gansu.
Una fuente local dijo a Compass, “Tenemos evidencias que nos hace creer que los guardias o los internos lo están castigando por lo que hizo e intentan inspirar terror en su corazón.”
Fuente: Compass Direct/ Redacción: Iglesia En Marcha. Net
17 Abr '08

Deja un comentario

*