FUEGO PURIFICADOR

FUEGO PURIFICADOR

“Él es como fuego purificador….Y se sentará para afinar y limpiar la plata…”
Malaquías cap. 3: 2-3

Leyendo Malaquías 3:2-3, alguien, para entender el sentido del texto, consultó un orfebre, quien en su taller, a modo de enseñanza, con una pinza sostuvo un pedazo de plata en el centro de una llama, luego se sentó, y miró fijamente el trozo de plata que se purificaba en el fuego.

Interrogado porqué miraba así la plata, contestó que debía controlar que la plata no se pasara de calor. Nuevamente preguntado ¿cómo sabe cuándo está pronta la plata purificada? Dijo, “cuando vea mi rostro reflejado en ella”.

En una congregación, hubo quejas por las personas pobres, con olor, que asistían al culto, y pidieron que fueran ubicados aparte. Lamentable.
Hay “creyentes” a los que el fuego quema, y procuran salir del proceso purificador, por eso no aman.

Una adolescente, muy tímida, me contó que con sus padres regularmente visitan, en un pequeño pueblo, una familia muy humilde, con 2 hijos discapacitados mentales, a los que ayudaban, y les compartían la Palabra de Dios.
Contó como al principio le daba asco comer con los discapacitados babeándose, y poco higiénicos. Esa familia pobre se sentía feliz de ser visitada.
Hoy, la joven, disfruta y ama acompañarlos, verlos contentos, ya les limpia la baba y los ayuda a comer, y ora con ellos.

Entendí, que en esta joven si comenzaba, a reflejarse el rostro de Dios.

Malaquías 3.2 dice: “¿quién podrá estar en pie cuando EL se manifieste?

Deberíamos preguntarnos, todos los días, ¿se refleja el rostro de Dios en nuestras vidas? .

Soportemos el fuego purificador del Señor cada día.

Marcel Legarra (Uruguay)

 
Iglesia En Marcha. Net
10 Feb '08

Deja un comentario

*