DESDE EL VIENTRE


DESDE EL VIENTRE
 
Según LifeSiteNews, los médicos que atendieron a Michelle Stepney de 35 años, madre de las gemelas  Alice y Harriet Stepney, aseguran que ganó una guerra contra el cáncer gracias a sus hijas.

Michelle tuvo un sangrado a las 17 semanas de embarazo y fue a su médico porque pensó era un aborto espontáneo. La realidad era otra muy diferente, sus niñas estaban bien y con sus patadas habían removido parte de un tumor cancerígeno en su útero.

Los médicos dijeron a la madre que debería abortar e iniciar tratamiento de inmediato para evitar el avance del cáncer. A pesar de tan difícil diagnóstico, la madre decidió seguir adelante con este embarazo y fue sometida a un tratamiento especial que no dañaba a sus bebés.

“Le debo mi vida a mis niñas, y por eso nunca hubiera podido estar de acuerdo con el aborto. Sabía que una operación me hubiera podido curar el cáncer, pero eso hubiera significado deshacerme de mis bebés y nunca habría podido hacerlo”, asegura. Scott, el padre de las niñas y la mamá  declararon: “Fue una decisión difícil. Queríamos estar seguros de hacer lo correcto para Jack (su otro hijo de 5 años), pero no queríamos hacerles nada malo a las niñas”.
“No podía creer lo que me decían los médicos: las bebés sacaron el tumor. Las sentía patear, pero no me daba cuenta de lo importante que eso sería. Nacieron sin cabello, debido a la quimioterapia, pero estaban saludables. Escucharlas llorar fue el mejor sonido del mundo”, sostiene.

Las gemelas nacieron en diciembre de 2006, gozando de buena salud y su madre fue intervenida para eliminar por completo el tumor, el cual no se había extendido. Hace unas semanas le hicieron estudios que determinaron que no hay rastros del cáncer, al tiempo que sus niñas cumplieron su primer año de vida.
“Las gemelas fueron también una gran ayuda. Me mantuvieron fuerte durante todo el proceso. Me siento afortunada. Y un día les diré a mis hijas como salvaron la vida de su mamita”.

 
Fuente: Agencias/ Redacción: Iglesia En Marcha. Net
12 Feb '08

Deja un comentario

*