YA COMENZÓ EL JUICIO


YA COMENZÓ EL JUICIO
 
El juicio contra siete presuntos implicados en el brutal asesinato de tres empleados de una editorial cristiana el pasado abril en Malatya, este de Turquía, comenzó el 23 de noviembre.
 
Necati Aydin y Ugur Yuksel, de nacionalidad turca, y el alemán Tilmann Geske eran trabajadores de la editorial cristiana Zirve, que publica biblias y textos de contenido cristiano evangélico. Fueron torturados y degollados el 18 de abril pasado. Según trascendió, ya habían recibido numerosas amenazas en el pasado, provenientes de grupos ultranacionalistas porque entendían que realizaban proselitismo religioso.
Cuatro de los acusados fueron detenidos en el lugar del crimen el mismo día de los hechos. El quinto, Emre Günaydin, considerado como el cerebro del macabro asesinato, se arrojó por una ventana del edificio que acoge la editorial mientras huía de la Policía, y fue arrestado unos días más tarde después de pasar por el hospital.
Todos ellos, para quien la Fiscalía ya ha solicitado cadena perpetua, están acusados de “fundar y ser miembros de un grupo terrorista”, “asesinar a individuos en el marco de actividades terroristas” y “privar a personas de su libertad.
 
Serám  juzgados también por el Tribunal Penal Supremo de Malatya, Kürsat K. y Mehmet G, aunque no se encuentran detenidos en estos momentos, por estar acusados de pertenecer a una organización armada.
Según se puede leer en la prensa local, este caso representará un excelente indicador de cómo Turquía afronta los crímenes cometidos contra minorías religiosas o sociales del país, particularmente después de los asesinatos del sacerdote italiano Andrea Santoro, en febrero de 2006, y del periodista de origen armenio Hrant Dink en enero de este año.
 
Se supo también que las víctimas han sido minuciosamente investigadas por la defensa de los acusados, buscando algo que les ayude en su labor. Las víctimas son investigadas más que los 7 culpables de este macabro hecho.
Toda la prensa se ocupó de publicar las declaraciones de los asesinos, donde justifican sus actos, con alegatos muy sensacionalistas contra las víctimas.
 
“Queda claro por estas declaraciones de los sospechosos que existe un grupo de potente influencia tras ellos,” el portavoz Isa Karatas de la Alianza de Iglesias Evangélicas Protestantes en Turquía dijo a Compass. “Este gente quiere pintar a los evangélicos de Turquía como enemigos de la nación.”
Fuente: Euro Press, Agencias y Compass Direct/ Redacción: Iglesia En Marcha.Net
 
28 Nov '07

Deja un comentario

*