PASIÓN POR LAS MISIONES PRÁCTICAS


PASIÓN POR LAS MISIONES PRÁCTICAS
 
El cantautor chileno Roberto Orellana continúa su trabajo en favor de los niños latinoamericanos, pasión que siempre ha tenido, pero que ha institucionalizado en los últimos años durantes sus viajes por los altiplanos y montañas de la región.
Hace cuatro años inauguró el primer comedor infantil en la comunidad de Lepaterique, a unas dos horas de la capital de Honduras. Esa experiencia fue algo más que una emoción pasajera, las misiones tomaron un lugar importante en su vida, de tal modo que llegaba a su casa y ya sentía el deseo de salir nuevamente al campo. De hecho lo hizo en múltiples ocasiones, con ayuda humanitaria que se enfocaba de manera especial en la nutrición y alimentación de los niños. “Actualmente tenemos 350 niños, con miras a convertirnos en 500 para finales del mes de Agosto del presente año”.
Así es que el intérprete de “Mi nuevo amor”, organizó junto a su esposa, la puertorriqueña Waleska Ramos, la fundación Rain of Love (Lluvias de Amor), haciendo del tema misionero una pasión para la familia Orellana.
Sin embargo, para Roberto Orellana esto no es nuevo. Recuerda que su primer viaje misionero fue en su natal Chile, en un barrio vecino del Puerto de Talcahuano, llevando alimento a familias que vivían en casas sobre dunas de arena.
 
Tiempo después junto a un grupo misionero, se dedicó a llevar pan a las familias argentinas durante la crisis económica de los ochenta, que dejó a muchos hogares sin nada en la mesa. En las Amazonas ha ayudado en la construcción de templos.

“Esto es adictivo. Cuando vez a esos niños comer bien y sonreír quieres ayudar más y más”, comenta Orellana, el cual ayuda al sostén de los comedores con recursos propios generados por la venta de sus discos y con la gran e indispensable ayuda y colaboración de Iglesias y Pastores que se han sumado a esta hermosa visión.


“Queríamos ayudar, pero no queríamos administrar donativos de otras personas, por la responsabilidad que esto implica. Mi esposa y yo no sabíamos qué hacer porque la gente nos quería ayudar, pero Dios nos proveyó una alternativa: los ministros o iglesias que deseen donar, deben acompañarnos al campo y deben administrar y entregar ellos mismos su ayuda. Sin pretenderlo, hemos provocado que otros ministros y hermanos de diversas congregaciones también se apasionen por este trabajo”, revela Orellana quien ahora viaja con grupos de 20 o 30 personas.
En estos momentos se prepara para su próximo viaje a Honduras con el fin de abastecer los almacenes de comida por seis meses mas.

“La música me ha permitido llegar a muchos lugares, pero aparte de ser conocido, sé que Dios me ha dado la capacidad de llegar a muchas personas y quiero utilizar ese privilegio. Por eso quiero motivar al pueblo de Dios a ir conmigo a abrir comedores a lugares donde no llegan los carros, donde a las 5:00 de la tarde oscurece porque no hay luz y donde los niños nunca han visto un televisor. A esos lugares tenemos que llevar la comida en mulas”, expresa el cantautor chileno quien ha acuñado para su ministerio los términos “música y misiones prácticas”.

Si usted desea ser parte de esta visión, o desea mas información, puede comunicarse al 954-347-4027 o vía e-mail: robwal@prtc.net o robwal@terra.com o la pagina Web www.misionespracticas.com

 
Iglesia En Marcha.Net
19 Jul '07

Hay 1 Comentario.

  1. jonathan
    1:00 am Septiembre 11, 2009

    necesito alguna cancion que hable sobre las misiones para niños gracias

Deja un comentario

*