¿TEXTO OBSCENO?


¿TEXTO OBSCENO?

Más de 1.000 personas enviaron mensajes al Organismo de Licencias Televisivas y
Entretenimiento de Hong Kong (TELA por sus siglas en inglés) para quejarse de
que el libro sagrado del cristianismo es indecente.
“Puedo confirmar que se recibieron quejas diciendo que la Biblia era
obscena y ofendía el pudor de los lectores”, dijo una portavoz de TELA.

Según estas quejas, la Biblia está llena de escenas de violación e incesto, de
bestialismo y sodomía.
Un sitio anónimo de la web (para los interesados www.truthbible.net) disparó la
polémica diciendo que el contenido sexual de la Biblia era mucho más indecente
que el de una encuesta sobre gustos sexuales publicada recientemente por un
centro de prensa de una universidad china, clasificada como inmoral por el
Tribunal de Artículos Obscenos de Hong Kong.
La decisión de este tribunal desató un debate sobre libertad de expresión en la
puritana y cerrada sociedad hongkonesa que ahora parece descubrir que, en
realidad, el sexo está en todas partes, hasta en los libros sagrados, opinión
con la que probablemente estaría de acuerdo el padre del psicoanálisis, Sigmund
Freud.

La lógica eclesiástica

De acuerdo con las leyes de Hong Kong, si un libro es clasificado como
indecente, sólo lo podrán adquirir los mayores de 18 años y se pondrá a la
venta envuelto con un faja que advierta sobre los daños que puede ocasionar
para la salud de los menores de esa edad.
TELA debe decidir todavía si la Biblia violó las draconianas leyes de
obscenidad de Hong Kong.
Cabe decir que los representantes eclesiásticos de Hong Kong dijeron que el
hecho de que se mencionen ciertos actos sexuales no quiere decir que se esté a
favor del tema.
“Si la Biblia habla de la violación, no quiere decir que esté alentándola.
Es sentido común. No creo que la gente apoye estas denuncias”, dijo el
reverendo protestante Wong Chi-Wai.
Eso sí, siguiendo viejas doctrinas eclesiásticas en la materia, se podría decir
también que textos de esta naturaleza inducen al pensamiento impuro y la
tentación.

Fuente: BBC
Mundo /
Iglesia En Marcha. Net

 

20 Jun '07

Deja un comentario

*