PROHIBICIÓN DEL ABORTO POR NACIMIENTO PARCIAL


PROHIBICIÓN DEL ABORTO
POR NACIMIENTO PARCIAL
 

En una importante
victoria pro vida, la Corte Suprema de Estados Unidos ratificó la ley que en el
año 2003 fue aprobada por el Congreso y firmada por el Presidente George W.
Bush, en la que se prohibió el procedimiento conocido como aborto por
nacimiento parcial en todo el país.


Con cinco votos a favor y cuatro en contra, los jueces de la Corte Suprema
optaron por mantener este brutal procedimiento como prohibido y aclararon a los
abortistas que solicitaron revisar el caso, que esta ley no viola el supuesto
“derecho” de las mujeres a recurrir a un aborto, creado en la
legislación estadounidense.


Asimismo, la sentencia precisa que prohibir este procedimiento no anula la
decisión judicial de 1973 que abrió las puertas al aborto legal en el famoso
caso Roe vs. Wade.


Los abortistas que se oponen a la ley “no demostraron que la norma sea
inconstitucional en una gran cantidad de casos relevantes”, escribió el
juez Kennedy.
La Corte aclaró en su decisión que el método usado en este aborto, que consiste
en extraer parcialmente al bebé del útero materno, entre los seis y nueve meses
de gestación, para aplastar o cortar su cabeza, califica como infanticidio y no
como aborto.


Los jueces que votaron en contra son Ruth Bader Ginsburg, Stephen G. Breyer,
David H. Souter y John Paul Stevens. Para Ginsburg el fallo de la Corte
afectaría decisiones previas de este organismo sobre el aborto.


Sin embargo, en la opinión de la mayoría, el juez Kennedy precisó que “la
ley permite un método usado comúnmente y generalmente aceptado, así que no
constituye un obstáculo sustancial para el derecho a abortar”.
Asimismo, explicó que de acuerdo a testimonios médicos, el aborto por
nacimiento parcial nunca es médicamente necesario para salvar la vida de una
madre e indicó que había “un desacuerdo médico sobre si la prohibición de
la ley resultaría en riesgos sanitarios significativos para las mujeres”.


Kennedy también señaló que la ley puede permanecer vigente incluso “cuando
la incertidumbre médica persiste… La Corte otorga a las legislaciones
federales y estatales amplia discreción para aprobar leyes en áreas en las que
existe incertidumbre médica y científica”.

Estableció
también, que la Corte asumía que la prohibición federal sería inconstitucional
“si sometiera a las mujeres a riesgos sanitarios significativos” y
añadió que “existen disponibles opciones médicas seguras”.


En el año 2000, la Corte con algunas diferencias claves en sus miembros falló
en contra de la prohibición del aborto por nacimiento parcial. En una votación
de 5 a 4 en ese entonces, el juez Breyer indicó que la ley rechazada imponía
una carga indebida sobre el derecho a las mujeres a abortar.


Fuente:
Aci
/ Iglesia En Marcha.Net

 

20 Jun '07

Deja un comentario

*