LOCAL DESTRUIDO POR HURACÁN


LOCAL DESTRUIDO POR
HURACÁN

Gabriel
Barau, el líder de un ministerio autóctono sirviendo al Señor en uno de los
lugares más difíciles de Nigeria, envió esta suplica:
Hermanos, fuimos afectados por un terrible huracán causando muchos desastres.
Este destruyó toda la comunidad, dejando a la mitad de la población sin casa.
El local de nuestra misión que alberga a ocho misioneros y la escuela para los
niños de la tribu Koma fueron  arrasados por este desastre ocurrido
durante la noche. Estamos ahora solicitando a nuestros amigos y hermanos que
encarecidamente oren para que el Señor nos envíe ayuda. Necesitamos ayuda de
inmediato. Queridos, las lluvias han empezado a caer por lo que necesitamos de
inmediato un lugar donde albergar a los misioneros. Ellos no tienen ningún
lugar donde vivir o permanecer. El director de ese campo nos dijo que costaría
no menos de $2600 reconstruir un local grande como el que teníamos. Otros
misioneros necesitan reponer sus pertenencias perdidas, que se estiman tiene un
costo de $600. También quisiéramos ayudar a los creyentes con algo. Algunos de
ellos lo perdieron todo y no tienen ninguna ayuda. Ellos necesitan nuestra
ayuda para poder recuperarse. Estamos apelando a todos ustedes a responder en
amor y compasión para poder recuperarnos pronto ya que necesitamos ayuda de
inmediato. Que Dios les bendiga
 
Gabriel Barau
 
EL TIEMPO APREMIA: Los daños son devastadores y extensos. La temporada de
lluvia acaba de empezar.
Los misioneros sirviendo con el ministerio de Gabriel en la zona por donde la
tormenta pasó, necesitan de un albergue. Se necesita un total de $15,000 para
poder reconstruir el local del ministerio, la escuela, otras casas destruidas y
proveer ayuda a otros misioneros que lo perdieron todo.
El presidente de Christian Aid, Axel Lanausse, dijo: ” Hace pocos años,
personalmente visité este campo misionero. Dormí en una de las casa de uso
múltiple. Este lugar esta ubicado en una zona remota y asolada, extremadamente
alejada de la oficina principal del ministerio. El local y las casa son muy
importantes para continuar el ministerio en esa zona.”
Este desastre ha afectado tremendamente la habilidad de los misioneros para
continuar con la obra que el Señor les ha encomendado.  Las ofrendas
recibidas en los próximos días serán enviadas para ayudarles a reiniciar la
obra de alcanzar a las tribus no alcanzadas.
El misionero Gabriel ha servido fielmente al Señor por más de 20 años liderando
el ministerio Cruzadas Misionera en Nigeria. (Foto: Los restos de una de las
muchas casas destruidas y volcadas por el huracán.)
Los misioneros autóctonos que sirven con este ministerio están trabajando en la
zona central y oriental de Nigeria entre las tribus; Verre, Kona, Minda, Dirim,
Jibu y Fulani. De muchos modos, todas estas tribus permanecen apartadas del
resto de la civilización. Ellos viven aislados entre las montañas, en zonas
remotas y algunos son nómadas.
El trabajo mas efectivo de este ministerio ha sido entre la tribu Koma, una
tribu que el ministerio descubrió y en donde el huracán ocurrió. Ni siquiera
las autoridades gubernamentales sabían sobre la existencia de estos. El
ministerio ha plantado mas de 40 congregaciones entre esa tribu. Algunos de los
nuevos creyentes asisten a la Escuela de Misiones de este ministerio, en donde
reciben adiestramiento Bíblico y clases de evangelismo antes de regresar a
predicar el evangelio entre sus propias tribus.
Le rogamos que ore para que el Señor envíe pronta ayuda a estos misioneros
autóctonos en sufrimiento.

Fuente:
Primicias de Christian Aid /
Iglesia
En Marcha.Net

20 Jun '07

Deja un comentario

*