INCIDENTES RECIENTES DE LA PERSECUCIÓN


INCIDENTES RECIENTES DE LA PERSECUCIÓN

El 15 de
abril pasado, extremistas hindúes atacaron la Iglesia Betel, ubicada en la zona
de Kabir Nagar en Hyderabad, capital del estado de Andhra Pradesh. Según el Dr.
Sajan K. George, presidente nacional del Concilio Global de Cristianos Indios
(GCIC), al menos tres cristianos, una niña de tres años y el
pastor de la iglesia, recibieron heridas en el ataque que se dio durante
un culto de alabanza en la mañana del domingo.

Por lo
menos 20 personas estaban en la iglesia. “Los asaltantes fueron
identificados solamente como Vamsi Krishna, Vishal y Thilak. Estos irrumpieron
en el culto, cubrieron la cara del Pastor Ravi Paul con un papel y empezaron a
golpearlo con bastones de madera y puños,” dijo George. “Ni siquiera perdonaron
a Quency, una niña huérfana, quien recibió heridas leves.” El ojo del
Pastor Paul fue afectado y recibió también algunas lesiones internas. Otro
cristiano, Kiran Paul, sufrió fractura de mano. Los asaltantes huyeron
luego de que los aldeanos llegaran a rescatar a los cristianos, pero antes
de irse amenazaron de muerte al pastor. El GCIC ayudó a las víctimas
a presentar una denuncia en la estación de policía de Santhi Nagar.

Cinco cristianos fueron arrestados el 14 de abril, por orar por los enfermos y
distribuir literatura cristiana en el Hospital Gandhi, en el estado de Andhra
Pradesh, en Hyderabad, la capital estatal. Cuatro de ellos fueron
identificados solamente como Charan, Rajeswari, Sunita y Mary, después de que
unos médicos internistas protestaron por la presencia de lkos cristianos y se
quejaron ante la policía, dijo a Compass el Dr. Sam Paul, secretario de asuntos
públicos del Concilio Cristiano de Toda la India (AICC).

Los
cristianos son del área de Tarnaka de Hyderabad. Fueron llevados detenidos pero
liberados más tarde. El AICC condenó el arresto de los visitantes cristianos,
indicando que contradecía la constitución de la India, la cual
 garantiza la libertad religiosa a personas de todas las religiones.

Extremistas hindúes entraron en una iglesia independiente, destrozaron los
muebles y acusaron falsamente al pastor de violación en la zona de Lehragaga
del distrito de Sangrar, Punjab., el día 10 de abril. El Rvdo. Madhu Chandra
del Concilio Cristiano de Toda la India dijo a Compass que fueron
aproximadamente 100 extremistas del Bajrang Dal, el ala juvenil del Vishwa
Hindu Parishad (Concilio Mundial Hindú o VHP), quienes rompieron los muebles,
robaron instrumentos musicales y quemaron literatura cristiana. “Los maleantes
también colocaron escrituras de la fe sikh, Guru Granth Sahib, dentro de la
iglesia, dando lectura de la misma y cambiaron los letreros para decir que era
una Gurudwara (templo sikh),” dijo Chandra.

Los
asaltantes después presentaron una denuncia en la policía contra el Pastor
Malok Singh, alegando que él había violado a una mujer. La policía arrestó a
Singh el mismo día y lo liberó bajo fianza el 19 de abril. Líderes sikh
vinieron luego acompañados por policías, quitaron las escrituras sikh y
restauraron el edifico como iglesia, añadió Chandra. La policía también
ha abierto un caso contra los extremistas del Bajrang Dal, sin
embargo al momento de la redacción ningún arresto se había efectuado.

El 4 de abril, un grupo de 300 extremistas hindúes pertenecientes al Sangh
Parivar y al Rashtriya Swayamsevak Sangh, demolió un edificio de la Iglesia Evangélica
Luterana Jeypore (JELC), ubicada frente a la estación de policía y la
administración del distrito, saqueando la casa del pastor, en la aldea de
Gunthaput, distrito de Koraput, Orissa.

Los
asaltantes contratados protestaban por la construcción de una pared limítrofe
alrededor del edificio, diciendo que la tierra no pertenecía a la iglesia. “Los
grupos de extremistas hindúes habían pedido un bandh (paro) en el distrito de
Koraput,” dijo el Dr. Sajan K. George, presidente del Concilio Global de Cristianos
Indios (GCIC). “Alrededor de las 3 p.m., el edificio de la JELC, tanto como la
habitación residencial del Rvdo. Labi Chetty, fueron saqueados y demolidos.”

El Rvdo.
Chetty tuvo que huir para salvar su vida. “Mientras destrozaban la iglesia, los
extremistas ondeaban estandartes que advertían a los cristianos que no
permitirían ningún centro de adoración cristiana en su pueblo,” dijo George.

La
policía arrestó a 9 personas por saquear la casa del pastor y dañar el
edificio de la iglesia.

Fuente: Compass Direct/ Redacción Iglesia En Marcha.Net

20 Jun '07

Deja un comentario

*