GUITARRA VAS A LLORAR

GUITARRA… VAS A LLORAR


El guitarrista Cacho Tirao falleció a los 66 años de edad a causa de un
paro cardíaco mientras era trasladado en al Hospital Argerich, informaron
a la agencia Télam sus familiares.

El sábado por la noche el músico sufrió una descompensación que lo obligó a
suspender un concierto en la localidad de Las Heras. En primer lugar acudió a
la Fundación Favaloro, donde le diagnosticaron una descompostura gástrica. Su
esposa, Teresa, decidió trasladarlo entonces al Argerich.Fue sepultado en
el Panteón de Sadaic del cementerio de la Chacarita.

Cacho Tirao logró transformarse en un símbolo de la guitarra y entró en el
inconsciente colectivo de los argentinos, que asociaron inseparablemente al
hombre y al instrumento. Fue uno de los intérpretes argentinos más reconocidos
en el mundo entero y uno de los más dúctiles por su combinación de técnica
impecable, digitación sorprendente y gusto ecléctico -capaz de abarcar tango,
folklore, jazz- que lo llevó a trabajar con Paco de Lucía, Astor Piazzolla y
Josephine Baker.

Tirao logró llevar el instrumento solista a un nivel de gran calidad, pero
también se logró instalar como una figura popular a partir de un repertorio
tanto para entendidos como para el gusto popular, luego de incluir
obras como Concierto de Aranjuez , Juego prohibido , Estudio para mano
izquierda o El cóndor pasa .

A los 4 años comenzó a estudiar con su padre guitarra clásica. Deslumbrado por
la figura del guitarrista Andrés Segovia, el precoz músico comenzó a
transformarse en una estrella a pesar de su corta edad. A los 6 se presentó en
Radio Stentor y un año después ganaba un concurso de Radio Mitre. A los 12 dio
su primer concierto en público, donde comenzó a trabajar para diversas
orquestas bailables y cuatro años después fue incluido como solista en la
orquesta del Teatro Argentino de La Plata mientras alternaba trabajos con el
jazzero René Cospito, comenzaba a grabar jingles y disfrutaba del ambiente
tanguero. A fines de los años 60, tras incursionar como guitarrista en el
quinteto de Astor Piazzolla, el músico llegó a conducir su propio programa de
TV, Recitales espectaculares, y se transformó en una auténtica figura popular.

En 1971 llegaría su primer disco solista, Mi guitarra, tú y yo , para el sello
CBS, donde patentaría ese sonido de guitarra entre la ejecución de un
concertino virtuoso y oído popular, capaz de ponerle su propio toque a tangos,
milongas, zambas, jazz, bossa nova o música judía, lo que le ganó la admiración
de músicos como Baden Powell y el Mono Villegas.

A lo largo de 36 discos, Cacho mostró su amor por las cuerdas y las
culturas del mundo tocando en sus discos el banjo, el laúd barroco, el cuatro y
el charango, con los que interpretó desde música judía a samba brasileña,
tangos y folklore argentino, poniendo su estilo personal y expresivo.

Siempre
recordaba una anécdota con respecto a su forma de tocar, que le valió en sus
inicios tanto elogios como críticas. El guitarrista solía contar que en uno de
los momentos de mayor popularidad y durante una presentación en el programa
Argentinísima, que se emitía por Canal 7, un agudo Atahualpa Yupanqui se le
acercó y le dijo: “Un gallego diría que tiene usted demasiados dedos en la
mano”. Ese comentario le dio una nueva nota expresiva a su espectacular
interpretación de la guitarra. Tirao ya no fue el mismo.

La tragedia
toca a la puerta de Cacho n 1986. Su hija Alejandra mató accidentalmente a su
hermano Gabriel, mientras jugaban con un revólver que creyeron de
juguete. Esta profunda tristeza llevaría a la familia a una decisión en su
vida, se convirtieron a la fe cristiana evangélica, continuando
luego con su carrera y sus conciertos en el exterior hasta que en el año
2000 sufriría una embolia cerebrovascular que lo mantuvo postrado durante
más de cinco años.

Una vez
más el músico se aferró a su fe y el año pasado volvió a los escenarios,
con el espíritu musical intacto a pesar de los golpes de la vida. Sus últimos
testimonios fueron los discos La guitarra argentina (2006) y Renacer (2007). La
mejor muestra de un músico que le dedicó su vida al instrumento.

“Gracias a la ayuda de Dios y de mi familia, los médicos, los
amigos, después de 6 años puedo decir que estoy nuevamente en carrera y con las
mismas ganas que cuando me inicié, allá por los años 50”
, había
señalado Cacho, en una entrevista radial con el Lic. Alberto Ávila, para Diario
de la Mañana por FM Gospel. Cacho se congregaba actualmente en la Iglesia
Bautista Flores Sur.

Fuente: Agencias /
Redacción:
 Iglesia En Marcha. Net

 

20 Jun '07

Hay 1 Comentario.

  1. Bonhomme
    12:37 am febrero 14, 2010

    Por favor puede usted ayudarme a escuchar de nuevo el programa de tierra firme in Radio transmundial del dia Sabado 13 de febrero 2010.

Deja un comentario

*