REFUGIADOS IRAQUÍES


REFUGIADOS IRAQUÍES
 
Son miles los irquíes que huyen de su país cada día, a causa de la contínua violencia sectaria, pobreza, falta de servicios básicos, desempleo y ausencia de paz civil. Cerca del 20% de los iraqués viven bajo la línea de pobreza. 
 
Países como Jordania, Siria, Líbano y toda nación de lengua árabe, son los que reciben la mayor cantidad de refugiados iraquíes reciben. Muchos de ellos nunca han escuchado el evangelio. Un ministerio patrocinado por Christian Aid que sirve en el Mundo Árabe ha pordido constatar que los refugiados
están abiertos al evangelio. Los cristianos tienen la posibilidad de llegar a estos refugiados, que no reciben ninguna ayuda del gobierno. 
 
Lejos de sus familias, amigos y cultura, los refugiados frecuentemente cuestionan sus propias creencias religiosas. A pesar de los grandes retos que los ministerios autóctonos enfrentan, están llevando a estos refugiados es Jordania, Siria y Líbano el evangelio de Jesucristo.
 
Jordania:
En la actualidad viven allí unos 700,000 refugiados iraquíes registrados, quienes tienen un status legal limitado, entanto los iraquíes ricos huyeron hacia Amman donde viven muy bien. La mayoría de los que residen en Jordania son muy pobres y carecen de las necesidades básicas.  Debido a la situación actual que se vive en Irak, el flujo de refugiados aumenta cada día.  La mayoría se ve obligado a dejar todas sus pertenencias atrás y la ayuda internacional sigue reduciéndose.  Debido a estas necesidades, los ministerios autóctonos se enfocan en proveer la coordinación para la ayuda a los refugiados más necesitados en Jordania.  Un ministerio distribuye paquetes de alimentos que incluyen azúcar, arroz, pasta de tomate, carne enlatada y aceite.  Así como también los evangelizan
 
Siria:
Los ministerios autóctonos continúan ayudando en la distribución de paquetes de alimentos y Biblias a las familias iraquíes necesitadas, refugiadas en Siria.  También brindan asistencia médica a través de una clínica que ofrece tratamiento médico y los medicamentos necesarios.  Ya hay más de un millón de refugiados iraquíes en Siria, lo que representa más del 5% de la población total de Siria, por lo que está cerrando sus fronteras a los iraquíes.  Por otra parte, Siria es un país muy pobre que carece de empleos.  Desde el 2003, debido a la gran cantidad de refugiados el precio de los alimentos y pago de rentas ha aumentado astronómicamente.  El 48% de los refugiados iraquíes que se encuentran en Siria son niños.  Aunque a los niños se les permite asistir a la escuela, allí son muy discriminados y esto les lleva a gradecer la educación que los cristianos les ofrecen. 
A los adultos, Siria no les da permisos de trabajo, por  lo que la gran mayoría de los refugiados iraquíes están desempleados o trabajan ilegalmente.  Varios ministerios les proveen adiestramiento en alguna destreza vocacional en la que sí les es legal trabajar. 
Fuente: Primicias / Redacción: Iglesia En Marcha. Net
24 Abr '07

Deja un comentario

*