OFICIALISMO Y OPOSICIÓN DIVIDIDOS


OFICIALISMO Y OPOSICIÓN DIVIDIDOS
El Partido Nacional objetó en la Comisión de Constitución y Códigos de la Cámara de Diputados un artículo del proyecto de ley de unión concubinaria que abarca a parejas homosexuales y anunció que presentará modificaciones. La iniciativa, que ya tiene media sanción del Senado, ha generado desde el comienzo de su curso parlamentario un fuerte debate entre blancos y frenteamplistas.

El artículo en cuestión fue aprobado en el Senado por 16 votos en 28. Votó a favor todo el Frente Amplio y el senador Julio María Sanguinetti. En contra lo hicieron el Partido Nacional y los quincistas Isaac Alfie y Martín Aguirrezabala.

Ahora la iniciativa se discute en Diputados, donde los blancos reiteran su oposición al artículo sobre la unión de homosexuales.

El diputado herrerista Gustavo Borsari dijo a Índice 810 que los blancos los votarán en contra porque el Código Civil establece que las uniones matrimoniales deben ser de personas de distinto sexo, por lo que “habría que hacer una modificación de mayor envergadura”.

“En el Senado ya ese artículo se votó negativamente, o sea que no es ninguna novedad que en Diputados se esté presentando un modificativo. Incluso, es menos la oposición allí que en el Senado. Nosotros vamos a presentar un sustitutivo que modifique un pasaje del artículo segundo”, explicó.

“El hombre y la mujer son libres de establecer las relaciones que quieran, pero no se debe establecer por ley una relación que entendemos debe ser entre personas de distinto sexo, por convicciones filosóficas”, dijo a Borsari al diario Últimas Noticias. Y en caso que la iniciativa no prospere en Diputados, el tema deberá volver para su tratamiento en el Senado.

Mientras, para el Frente Amplio se trata de un tema de igualdades de los ciudadanos frente a la ley. La senadora Mónica Xavier dijo que “lo correcto es legislar desde una óptica de derechos” y que la iniciativa “no obliga a nadie a determinados comportamientos y conductas”, como se sostiene por parte de quienes se oponen a la legislación en este sentido.

“Yo creo en la tolerancia, en el respeto y creo que los legisladores tenemos la obligación –más allá de las diferentes opiniones que sobre los temas particulares podamos tener- que esa es nuestra obligación, legislar desde una óptica de derechos, por lo tanto, ser amplios, tolerantes y respetuosos”, señaló.

Xavier agregó que el encare de temas como éste, debería ser una obligación por parte de quienes pueden llegar a influir en los cambios de una sociedad, como es el caso de los legisladores. “Más allá de que eventualmente se legislara en sentido contrario a esa diversidad, no quita que la misma existe y que hay que reconocerla. Y quienes tenemos algo que ver con las decisiones de la nación, nada más y nada menos que a nivel de su legislación, debemos tener respeto por esa diversidad”, sostuvo.

Cuando se discutió el tema en el Senado, uno de los legisladores que argumentó en contra fue el nacionalista Gustavo Lapaz Correa, quien dijo que la tutela de la relación concubinaria estable se entiende como forma de proteger a la familia heterosexual, que es la base de la sociedad según el artículo 40 de la Constitución, por su clara finalidad procreadora, lo que no ocurre con las relaciones homosexuales.

“Equipararlas es un grave error y un atentado a la Constitución, que protege a la familia como base de la sociedad y no a las relaciones homosexuales, que por cierto jamás serán la base de la sociedad. Es una grave picardía ubicar en una ley situaciones que son sustancialmente diversas. Y hay que aclarar que contra la persona del homosexual tengo el más absoluto respeto”, señaló Lapaz Correa.

Fuente: Agencias / Iglesia En Marcha.Net
24 Abr '07

Deja un comentario

*