DETIENEN A DOS ALEMANES


DETIENEN A DOS ALEMANES

Un ciudadano alemán, que era perseguido por la policía de su país por su presunta implicación en el asesinato de una joven que apareció muerta con 27 puñaladas el día de San Valentín durante un ritual satánico, ha sido detenido en San Sebastián tras ser reconocido por una persona cuando mendigaba. Según informó el pasado día 11 de abril la Guardia Municipal, en un despacho de la agencia Efe, un donostiarra que paseaba por los jardines de Alderdi Eder, junto al paseo de La Concha, se sorprendió el pasado lunes cuando vio a un joven, cuyas características físicas coincidían con la imagen que había visto días antes en un programa de televisión.
Al comprobar que al joven que mendigaba en la zona de juegos infantiles del paseo donostiarra le faltaba una oreja, como al hombre buscado por el asesinato, avisó a la Guardia Municipal, cuyos agentes lo detuvieron tras confirmar su identidad por la documentación que llevaba. El arrestado, Jan Hertrampf, de 19 años, sobre quien pesaba una orden europea de detención, fue puesto a disposición judicial para su posterior extradición a Alemania.
Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía recordaron que el pasado 30 de marzo fue detenido en Bilbao Andreas Stranninger, de 30 años y natural de la ciudad alemana de Lueneburg, acusado también de la muerte de la joven Caroline Bernath, de 21 años. La joven fue hallada muerta en la bañera con 27 puñaladas por todo el cuerpo Según informaron tras el asesinato distintos medios, Caroline acudió el pasado 11 de febrero a un cumpleaños con Andreas Stranninger y su amigo Jan Hertrampf, de estética siniestra, y fue la última vez que fue vista con vida.
Tres días después, festividad de San Valentín, la joven fue hallada muerta en la bañera de su domicilio con 27 puñaladas por todo el cuerpo. La policía alemana sospechó de los dos jóvenes ahora arrestados al hallar ADN de ambos en el lugar de los hechos, un piso de estudiantes de la ciudad universitaria de Passau, y descubrió que en cuatro ocasiones intentaron sacar dinero de cajeros con la tarjeta de crédito de Caroline, aunque sólo lo lograron una vez. Posteriormente ambos huyeron a Francia y después a España hasta que recalaron en Bilbao, donde vivían en estado de indigencia.
Según ha informado la misma agencia informativa española, Andreas Stranninger, detenido en Bilbao en cumplimiento de una euroorden cursada por las autoridades judiciales alemanas, ha accedido a ser entregado a su país. El detenido, que podía ser condenado en Alemania a una pena de cadena perpetua, aceptó ser entregado en una comparecencia ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, quien tramita la orden europea de detención y entrega inmediata en cuyo marco se produjo su arresto.
Al no haberse opuesto a su entrega, Stranninger podría ser puesto a disposición de las autoridades de su país en los próximos días en cumplimiento de la citada euroorden. Tanto el detenido como un cómplice, quienes huyeron a España y se refugiaron en Bilbao, donde vivían en estado de indigencia pidiendo limosna, fueron identificados por el ADN encontrado en el lugar del suceso. Tras el arresto de Andreas, la Policía realiza ahora gestiones en el País Vasco para localizar y detener al supuesto coautor del asesinato. La justicia alemana, que reclama a ambos, solicita para ellos una pena de cadena perpetua u orden de detención de por vida.
Material Facilitado a Iglesia En Marcha.Net por Ries
19 Abr '07

Deja un comentario

*