ABORTO Y VIOLENCIA DOMÉSTICA

ABORTO Y VIOLENCIA DOMÉSTICA

El aborto es violencia doméstica.
Es agravante, dentro de la violencia doméstica, el hecho de que el agredido sea un niño y además que tenga sus capacidades psicofísicas disminuidas. “ley no. 17514 del 19/7/02. “- Rep. Oriental del Uruguay.
Si analizamos los artículos no.2, artículo no.3 inciso a y b, el artículo no.22 y el artículo no.29 de dicha ley, podemos sacar la conclusión de que el aborto es la expresión mal clara de violencia doméstica.
Si navegamos en la Internet podremos encontrar miles de artículos realizados por profesionales en diferentes áreas de la salud, la psicología, la genética, la identificación civil, etc., que nos muestran evidencias científicas del dolor que siente el feto al ser abortado y de que éste es un individuo diferente a su madre y único.
El niño percibe el peligro, siente dolor. Está comprobado que todas aquellas vivencias que tiene la madre durante el embarazo afectan, posteriormente la conducta y personalidad del niño, ¿cómo pudiera ser esto posible si el niño no fuera una pequeña persona dotada de todas
las facultades para sentir?

Psicológicamente se ha comprobado que el bebé aun no nacido, desde el momento de la eyaculación por la cual fue engendrado , recibe herencia genética en cuanto a color de piel, cabello y una cantidad de características físicas, pero también de personalidad y carácter,
además de percibir las circunstancias emocionales que tenía su padre y madre al engendrarlo.
Posteriormente a lo largo del embarazo su madre le va transmitiendo , voluntaria o involuntariamente , afecto, rechazo, amor, desprecio, tristeza, alegría y un sin número de sensaciones y sentimientos que van forjando mediante – improntas – la personalidad

de ese individuo en formación, es decir que, desde el momento de su
concepción está capacitado para sentir y recibir influencias del medio exterior. Podemos decir aun mas, esta capacitado de una manera mucho mas aguda para recibir estas influencias, pues tal vez, luego de su
nacimiento , las influencias del medio externo son posibles de atenuar, pero , al estar, el bebé no nacido, aun dentro del vientre de su madre, está inmerso en el mundo interior de ésta y no puede separarse de él, por lo tanto el bebé no nacido es, dentro del vientre
de su madre, totalmente vulnerable a todo lo que ésta viva o decida por lo que vuelvo a repetir, en el caso de ser agredido es profeso por su madre, ésta es responsable de ello. El bebé no nacido percibe también sonidos y la luz del medio exterior.
Aunque el bebé no nacido reciba herencia genética de sus padres, en el preciso momento de ser concebido se convierte en una persona genéticamente única e irrepetible, los 23 cromosomas de su padre y los
23 de su madre se convierten en un nuevo ser con un mapa genético totalmente único e irrepetible, no hubo, ni hay, ni habrá otro ser igual jamás. Su ADN es diferente al de sus padres.
Esto lo convierte en una persona diferente a su padre y madre, no es parte del cuerpo de la madre, está dentro de ella por un cierto periodo de gestación pero es independiente de ella.
A las ocho semanas de vida, el bebé no nacido ya tiene sus huellas digitales, seria posible entonces que tuviese su cédula de identidad.
Esto confirma nuevamente que es una persona diferente a su madre.
Las huellas digitales son el medio mas preciso que se utiliza en la identificación civil para la identificación de personas, aunque la ciencia ha avanzado, este método no ha sido dejado de lado, es mas,
se utiliza para sistemas de seguridad mediante claves de acceso dactilares, así como las pupilas de los ojos.
También el bebé no nacido tiene las líneas de las manos y las huellas de los pies.

Se me plantea un interrogante,¿ qué diferencia encuentran entre despedazar, literalmente, o envenenar a un bebé recién nacido, a hacerlo a un bebé dentro del vientre materno?. No existe ninguna diferencia, en los dos casos es homicidio y violencia.
Si ustedes presenciasen el descuartizamiento de un bebé recién nacido, surgirían inmediatamente en ustedes un sinnúmero de sentimientos de indignación, dolor, pena, temor, horror, etc. Y no dudarían en calificar a quien lo hiciera con los peores adjetivos. No hay ninguna
diferencia en tratar de esta manera a un bebé no nacido que a uno nacido, es el mismo bebé dentro o fuera.
Vuelvo a reiterar que, el aborto es la manifestación mas clara de violencia doméstica agravado esto por ser, el bebé no nacido, un ser indefenso.
Es un asesinato, agravado especialmente por la forma en que es realizado , con saña y total crueldad, aun en el caso que se trate de un aborto químico, pues, aunque no haya agresión física con instrumentos quirúrgicos, la sustancia química es administrada con el propósito de interrumpir la vida del niño y en el caso de la solución salina es mucho mas cruel aun pues quema la piel del niño y produce dolor, a tal punto que, cuando se le da las recomendaciones al medico para su manipulación se le pide tenga especial cuidado en que esta solución no tome contacto con la madre pues podría ocasionarle dolores muy fuertes.
En el caso de que esta solución no surja el efecto de matar al bebé, al ser quitado del seno materno, si aun sigue vivo, se le deja que éste muera.
La crueldad de estos métodos abortivos puede ser comparada a los peores genocidios realizados en la historia de la humanidad, los cuales nadie duda en calificar como lo que son, atentados contra los derechos humanos.
¿Porqué entonces no llamamos al aborto como lo que es, un vil, cruel y despiadado asesinato, será tal vez porque no oímos los gritos

, lamentos y quejar de las víctimas, por eso no se lo considera, al aborto, atentado contra los derechos humanos y mas aun atentado contra el derecho sobre todos los derechos, el derecho a la vida y a
la conservación de la especie?
Es violación contra los derechos humanos, es violencia doméstica, es tortura vil e indignante pues es aplicada a un ser totalmente indefenso, inocente.¿Porqué entonces no los defendemos al igual que a cualquier otra persona, porque no tienen voz, por eso los condenamos a
la muerte?
Debemos saber que estos pequeños tienen derechos, tienen el derecho a vivir.
Cuando realizamos un relevamiento social y vemos a las madres embarazadas que no se controlan el embarazo, les decimos que lo deben hacer en forma inmediata para proteger a su bebé y proteger su propia salud, en ese caso le decimos que es responsable de la vida que lleva
dentro, que todo lo que ella haga como fumar, alcoholizarse, drogarse, mal alimentarse, etc. Va a afectar a su bebé no solo física sino
psicológicamente. Entonces ¿como se puede, por otro lado, querer despenalizar el aborto que es un homicidio, esto no afecta al bebe?
Se habla que la despenalización del aborto da libertad a la mujer, que es para que no mueran mas mujeres por abortos mal practicados.
No podemos tratar de solucionar esto con mas muertes y de niños inocentes, lo que debemos hacer es educar para una sexualidad responsable, al tiempo que corresponde y no realizada como un acto animal por mero instinto y necesidad fisiológica. Enseñar sobre anticonceptivos, no abortivos.
Enseñar a prevenir los embarazos no a interrumpirlos.
Fortalecer los lazos familiares, saber que la familia es la célula básica de la sociedad y que solamente teniendo familias sólidas y que transmitan principios morales y éticos sólidos podremos evitar, no

solo embarazos no deseados sino drogadicción, alcoholismo, vicios
sociales, violencia, etc.
La mayoría de las veces se quiere terminar con el efecto y no nos damos cuenta de atacar la causa por la cual se llegó a ese efecto.
Los embarazos no deseados no son una causa sino un efecto causado por el desenfreno sexual, por la falta de valores, por falta de educación para decidir con responsabilidad antes de tener relaciones sexuales,
por el bombardeo tanto a adolescentes, jóvenes y adultos de pornografía, seducción, desenfreno sexual en los medios de comunicación, los cuales son, además de un medio de comunicación, un medio de educación.
Debemos discutir estos temas en las cámaras, si, pero no para aumentar mas las muertes, ya alcanza con tener un índice tan elevado de suicidios, y muertes por violencia domestica, sino para crear planes educativos verdaderos, que formen al individuo y no que lo deformen.
Crear un real servicio social a la mujer, que la anime a superarse cada día en el rol que le haya tocado desempeñar y que se sienta apoyada ante cualquier circunstancia que le toque transitar.
Este texto es parte un estudio que he realizado sobre aborto y violencia doméstica donde se citan las fuentes.



Irene Marsiglia – promotora social y legal – Uruguay

Material facilitado a Iglesia En Marcha.Net por su autora

7 Abr '07

Deja un comentario

*