MINISTERIO “PIENSA Y HAZLO”


MINISTERIO “PIENSA Y HAZLO”
 
Aunque Egipto es centro de capacitación islámica, también es centro de muchos alcances cristianos al mundo árabe.  El ministerio patrocinado por Christian Aid, Piensa y Hazlo, se especializa en la capacitación vocacional y alcanza a los agricultores y campesinos de la tribu Fellahin que viven en áreas rurales.  Ellos comprenden el 60 por ciento de la población de Egipto, y típicamente no son educados y son muy pobres.  Este es un ministerio integral que se concentra en cuatro aspectos del bienestar de la persona: espiritual, social, desarrollo práctico y salud.
 
Tawfic George, fundador autóctono, comenzó el ministerio en respuesta a su preocupación sobre la alta tasa de desempleo en su país.  Nació en el Cairo en año 1937, y aceptó a Cristo en 1957 mientras leía la Biblia.  Buscando la verdad fervientemente, terminó la lectura de ambos del Antiguo y Nuevo Testamento en 18 días.  “Encontré a Dios en los primeros cinco versos del Evangelio de Juan”, dijo.
 
El ministerio comenzó haciendo préstamos a individuos para comenzar un pequeño negocio, y creció a un centro de capacitación y alfabetización.  Más de la mitad de las mujeres egipcias son analfabetas, pero a través de los cursos académicos de PYH, muchas están en camino a tener una carrera.  Más de 1,000 mujeres están matriculadas actualmente en cursos de costura y cosmetología.
Otros cursos ofrecidos incluyen la instalación de losas de cerámica, barbería, estilismo, construcción de casas, mantenimiento de lavadoras, electricidad, carpintería, pintura de casas, electrónica, cocina, plomería, mantenimiento de acondicionadores de aire y cursos de computadora.  Se llevan a lugares pobres unidades móviles de capacitación computadorizada.  A través de esta capacitación vocacional, muchos han aceptado a Jesús como Salvador.  Una vez que los estudiantes terminan el curso, PYH les ayudan a encontrar trabajo.
Los misioneros de PYH también han instalado letrinas y conexión de agua en cientos de hogares para reducir el número de enfermedades causadas por aguas contaminadas.
A través de fondos enviados por Christian Aid, se han establecido programas específicos para viudas, niños y ancianos.  A través del “Proyecto Abuelos” de PYH, cientos de ancianos reciben asistencia regular que incluye cuidado médico.  Cada persona es visitada mensualmente por un doctor voluntario.  También son provistos con artículos básicos como camas, colchones, sábanas, colchas, ropa y estufas de gas.  Los misioneros autóctonos los visitan para orar con ellos, motivarlos, distribuyen alimentos y verifican sus necesidades.
Tomado con permiso, del boletín “Primicias” / Iglesia En Marcha.Net

5 Mar '07

Deja un comentario

*