ESPAÑA


ESPAÑA
 
El Instituto de Política Familiar (IPF) presentó hoy el Informe sobre la “Evolución de la Familia en España 2006” que revela la seria crisis que experimenta la población, la familia y el matrimonio en España y planteó la implementación urgente de políticas públicas con perspectiva de familia.
El informe, financiado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, fue realizado por un equipo multidisciplinar de expertos de distintas áreas.
Respecto al crecimiento espectacular de la población española en la última década, el informe concluye que se explica, principalmente, por el fenómeno migratorio “que ha aportado una fundamental inyección sin la cual estaríamos en ´crecimiento poblacional 0´”.
El estudio revela que “España es una nación vieja”, con provincias en las que una de cada cuatro personas son mayores de 65 años. “La pirámide poblacional está casi invertida con más de 1,1 millones de personas mayores que jóvenes y con casi 2 millones de personas mayores de 80 años”, señala el IPF.
Sobre la evolución de la natalidad, la investigación concluye que “cada vez nacen menos niños y el repunte de los últimos años ha sido, fundamentalmente, por la aportación de las madres extranjeras”. España, con un promedio de 1,32 hijos por mujer es, junto a Italia y Grecia, “el país de la Unión Europea (UE-15) con menor índice de fecundidad”.
El estudio abordó igualmente el dramático caso del aborto en España. Según el estudio, en España “está explosionando” su número: tan solo en 2005 se practicaron 91.644. “En 10 años (1995-2005) el crecimiento ha sido del 85,6%”, indica el IPF.

Menos matrimonios, más rupturas
Las cifras en materia de nupcialidad y ruptura matrimonial no son más esperanzadoras. “Cada vez se producen menos matrimonios (…) pero cada vez se rompen más matrimonios (149.255 rupturas en el 2005, es decir, 1 ruptura cada 3,5 minutos)”. Según el IPF, “antes del 2010, se realizarán tantos matrimonios como rupturas”.
La investigación concluye que las características de los matrimonios españoles están cambiando: se realizan cada vez más tarde (33 años los hombres y 30 años las mujeres); cada vez más por lo civil (el 39 por ciento); con cada vez más natalidad extramatrimonial (1 de cada 4 niños nace fuera del matrimonio); y cada vez más “internacionalizados”.
Respecto a los hogares, pese a que existen cada vez más en España, el tamaño medio de éstos ha disminuido estando por debajo de los 3 miembros (2,9).

Escasa ayuda a la familia
Pese a la evidente necesidad de ayuda que requiere la institución familiar, “España no es solo el país de la UE que menos destina al IPF (0,52% PIB), estando muy por debajo de la media europea (2,2 % PIB) sino que, además, es el único país europeo que no alcanza ni siquiera el 1% del PIB”, denuncia el IPF, explicando que las ayudas suelen ser, “muy escasas y dirigidas exclusivamente a familias con pocos recursos económicos, en contradicción con el resto de Europa que implementa más y mejores medidas y de carácter universal”
.
Políticas públicas con perspectiva de familia
Además de las conclusiones, el IPF pidió que se implemente en España una verdadera política integral de familia, de carácter universal y que no sea exclusivamente asistencial, además de que se le promocione como institución.
Como medidas concretas, el IPF propuso la creación de un Ministerio de la Familia, la elaboración de la “Ley de Protección a la Familia”, la puesta en marcha del Plan Integral de Apoyo a la Familia 2005-2008 y el Pacto de Estado sobre la Familia, entre partidos políticos, agentes sociales e instituciones familiares.
Asimismo pidió la convergencia gradual de las prestaciones sociales destinadas al concepto de familia, pasando del 0,5 por ciento del PIB actual al 2,2 por ciento que le dedica la EU, la universalización de las ayudas fiscales, entre otras.
Fuente: Agencias / www.iglesiaenmarcha.net
11 Feb '07

Deja un comentario

*