AMILLIA

 
AMILLIA

Amillia Taylor nació el 24 de octubre de 2006 con solo 22 semanas de gestación, pesando 284 gramos y midiendo 24,1 centímetros. Es la bebé más prematura del mundo, según datos de la Universidad de Iowa (EEUU).
Los médicos del Hospital Infantil Bautista de Miami han decidido darle de alta y enviarla a casa, después de cuatro meses.

Consideremos que con 22 semanas de gestación, millones de mujeres en distintos países del mundo se someten a un aborto, amparadas en legislaciones que establecen que sus hijos pueden ser asesinados en el vientre materno.
 
William Smalling, neonatólogo del hospital, comentó a la BBC: “no éramos muy optimistas, pero ella nos demostró que nos equivocábamos”. “Verdaderamente, es un bebé milagroso”
 
En sus cuatro primeros meses de vida, Amillia sufrió algunos problemas respiratorios y digestivos, así como una moderada hemorragia cerebral.
En este momento pesa 1,8 kilogramos, su pronóstico es muy bueno y sus médicos decidieron darle el alta.
“Fue difícil imaginar que iba a llegar tan lejos. Pero ahora ya empieza a parecer un bebé de verdad”, indicó Sonja Taylor, la madre de Amillia.
 
La bebé aún requiere de una serie de cuidados intensivos, ya que su peso es aún muy bajo. Seguirá siendo monitorizada y necesitará oxígeno y medicación para el asma, entre otros cuidados.
El caso de Amillia supera al de Christopher Williams, el bebé que naciera en Londres el 21 de noviembre de 2000. Fue con cinco meses de gestación y en parto prematuro. Pesó apenas 603 gramos.

¿Quién puede seguir pensando en despenalizar el aborto? La vida siempre puede más…

Fuente: Agencias / Redacción: www.iglesiaenmarcha.net

21 Feb '07

Deja un comentario

*