NEW YORK TIMES


NEW YORK TIMES

 
Diversos medios de comunicación de Estados Unidos, Canadá y América Latina recogieran el reconocimiento del editor  del NYT (New York Times) de que uno de sus más extensos artículos se basó en información falsa y manipulada. Este artículo promocionaba la legalización del aborto en América Latina y fue publicado el 9 de abril de 2006.
 
Jack Hitt, un colaborador del NYT a favor del aborto, publicó un extenso artículo que se basaba en una entrevista a dos mujeres:  Karina del Carmen Herrera, salvadoreña que supuestamente fue condenada a 30 años de cárcel por abortar; y a quien Hitt ponía como ejemplo de la “inhumanidad” de las leyes contra el aborto en América Latina. 
Este artículo es aun usado como propaganda por organizaciones abortistas latinoamericanas, una de ellas es “Mujer y Salud en Uruguay” (MISU). En el mismo Hitt afirmaba que “el problema no era sólo que en este país tan católico una tímida mujer de 24 años de edad (Herrera Clímaco) pudiera sentirse avergonzada de contarle su historia a un hombre mayor. Estaba también el estigma criminal”.
Este colaborador del NYT, ponía como víctima y heroína a Karina del Carmen Herrera, afirmando que “como toda persona que está en prisión, ha inhabilitado los detalles de su historia al punto de que ya no suenan verdades ni mentiras. La ha comprimido en un denso y sencillo cuento de inocencia”.
Luego el autor resumía  de este modo la historia: era algo así: “Herrera había abortado a las 18 semanas, nada diferente a un aborto en (Washington) D.C., algo totalmente legal en Estados Unidos. Sólo que abortó en El Salvador”.
La rectificación
Este artículo indignó a numerosas organizaciones pro-vida de América Latina, algunas de ellas se pusieron en contacto con la agencia informativa Lifesite News, la cual, con el apoyo de organizaciones pro-vida en El Salvador, reveló la realidad de los hechos y forzó al NYT a admitir el error.
El pasado 31 de diciembre de 2006, Byron Calame, editor de lectores del NYT, explicó en un artículo titulado “Verdad, justicia y aborto en la revista Times” que el caso de Karina del Carmen Herrera no tenía que ver con un aborto de una bebé de 18 semanas, sino con el asesinato a sangre fría de una bebé recién nacida que había sido estrangulada.
Hitt se negó a revisar los documentos de la corte cuando escribió su artículo, pero ellos demuestran, más allá de toda prueba que Herrera asesinó por asfixia a su hija recién nacida, tiempo después del parto. La justicia le condenó por asesinato en primer grado, no por aborto.
“Sin haber revisado los documentos de la corte con las explicaciones y el fallo, el autor del artículo, Jack Hitt, un escritor free lance, sugería que la ´verdad´ era diferente”, afirmó Calame. Quien admitió también que “el cuidado en el informe y la edición de este ejemplo (el artículo de Hitt del 9 de abril) no cumplió con los estándares normales de la revista”.
Calame realizó su propia investigación interna sobre la razón por la cual los editores responsables de Hitt en NYT, jamás corroboraron su historia, ni solicitaron pruebas del caso de Herrera.
“El Sr. Hitt nunca revisó el fallo de 7600 palabras del caso para preparar su historia. Y él mismo me comentó que ningún editor o verificador de datos le preguntó si había revisado la decisión del panel de jueces”, recordaba Calame. 
“A pedido mío, un colaborador del Times en El Salvador fue a la corte y sin hacer ninguna coordinación previa, salió unos minutos después con una copia del fallo. Resultó ser el mismo que LifeSiteNews.com difundió”, agregó el editor del NYT.
Blogs y prensa
Los más populares “blogs” de análisis de noticias en Estados Unidos hicieron eco al reconocimiento del editor de lectores del NYT; pero también a la resistencia de los editores responsables de Hitt a publicar una disculpa a los lectores.
 
También en América Latina se ha denunciado el caso. El “Diario de Hoy” de El Salvador publicó el pasado 4 de enero la noticia bajo el título “Polémica por falsa abortista: ONG promotora de aborto solicitaba dinero por Internet para liberar a una mujer que estranguló a su hijo recién nacido”.
El editor de lectores del NYT tambén informó que, para realizar su reportaje, el periodista-activista utilizó un traductor gratuito que fuera proporcionado por la organización mundial pro-abortista IPAS para sus entrevistas con Herrera.
Según Calame, la misma multinacional abortista “utilizó el artículo de la revista sobre la sentencia de esta señopra para pedir donaciones en su sitio web para conseguir abogados que pudieran apelar en el caso” y ayudar a la organización para continuar con su trabajo de defensa” en toda América Central´”.
El IPAS retiró el artículo de su página web luego que Calame se contactara con la mencionada organización.
Fuente: Aci /Redacción: www.iglesiaenmarcha.net
 

8 Ene '07

Deja un comentario

*