“INFIDELIDAD HOMOSEXUAL”


“INFIDELIDAD HOMOSEXUAL”

Las confesiones de pecado realizadas por el conocido pastor Ted Haggard, después de ser acusado de haber tenido relaciones con un homosexual que vende favores sexuales, han revivido el argumento acerca de las raíces de la homosexualidad.
Haggard, quien afirmó no ser gay, fue despedido de la Iglesia que él mismo fundara, New Life de Colorado Springs, y ahora enfrenta un “proceso de restauración” que incluirá una exploración clínica de su sexualidad, según lo dicho por las autoridades de la iglesia.
Los líderes evangélicos que guiarán a Haggard a través de este proceso, lo harán en medio de preguntas acerca de como los evangélicos balancean los recientes resultados de las investigaciones con sus creencias religiosas.

 


La evidencia científica sigue estano inconnlusa y confusa. Algunos señalan hacia la biología como un fundamento para la atracción sexual; frente a esto muchos cristianos (evangélicos y no evangélicos) creen que las personas pueden ejercitar control sobre su atracción hacia personas del mismo sexo. Algunos movimientos han empezado a promover el papel genético en el asunto.

LO INNATO Y LO ADQUIRIDO



Los americanos, y el resto del mundo, han cambiado gradualmente su manera de pensar acerca de los orígenes de la orientación sexual, a través de los últimos 30 años.
Una encuesta de este año, revela que el 42 por ciento opina que han “nacido con” y un 37 por ciento opina que la orientación sexual se determina por la “educación”.

Las más recientes investigaciones indican que la orientación sexual está incorporada en los seres humanos hasta un cierto punto. Estos descubrimientos se aplican más a hombres que a mujeres. Sin embargo, otros argumentan que el proceso de desarrollo psico-social también entra en juego.

POSTURAS EVANGÉLICAS TRADICIONALES



La posición de Exodus, una entidad evangélica internacional, acerca de la homosexualidad es que esta es de causas múltiples, siendo la práctica homosexual contraria a la ética cristiana.

Alan Chambers, presidente de Exodus Internacional, en Orlando, aboga por la “liberación de la homosexualidad a través del poder de Jesucristo”.
Chamber afirma que cualquiera que sea la causa, la gente tiene que escoger una opción, ya que es más bien una decisión de lo que harán con esos sentimientos, basados en sus convicciones y no en la ciencia.

Desde su oficina de Denver, el ministerio cristiano Where Grace Abounds, ofrece grupos de apoyo, consejería y otros recursos para personas que están luchando en contra de atracciones no deseadas a personas del mismo sexo.
Su directora Mary Heathman, comentando la carta de disculpa de Haggard que fue leída a la Iglesia New Life, dijo que le sorprendió el hecho de que Haggard habla acerca de buscar asistencia de “muchas maneras” para su lucha interior, pero que ninguna dio resultado.

DEBATIENDO LA OPCIÓN AL CAMBIO



Joseph Nicolosi, presidente de la Asociación Nacional de Investigación y Terapia de la Homosexualidad (NARTH) creó la frase “terapia de reparación”, un tratamiento controversial que dice ayudar a las personas a cambiar su orientación sexual.

Fue el caso de Steve Smith, un fisioterapeuta de 43 años de Denver, que experimentó atracción hacia personas de su mismo sexo poco después de la pubertad. Smith se enroló en el programa de Exodus Internacional. Se le dijo que las personas que sienten atracción a personas del mismo sexo, carecieron de relaciones saludables durante su niñez; por lo que el vivir junto con otras personas como una familia durante un año, creará relaciones de caracter no sexual y borrará sus pensamientos homosexuales.

El NARTH cree que para la mayor cantidad de gente los factores biológicos, psicológicos y sociales forman la identidad sexual a una edad muy temprana por: la familia, las influencias sociales y del medio ambiente.

ESOS “ODIOSOS” CRISTIANOS
Robert Spitzer, profesor de psiquiatría de la Universidad de Columbia, realizó un estudio que es generalmente citado por el NARTH como evidencia de que los homosexuales y lesbianas sí pueden cambiar. Pero le molesta cómo los proponentes de la terapia reparadora descartan la idea de que en la población general tal cambio es muy raro.

“La derecha cristiana nunca menciona esta conclusión,” dijo. “Yo encuentro toda su agenda odiosa. Ellos quieren humillar a los homosexuales y privarlos de sus derechos civiles.”

ENFERMEDAD ó NATURAL
Desde hace décadas muchos grupos profesionales han rechazado el concepto de la homosexualidad como una “enfermedad mental” -ese cambio viene desde 1973- y recientemente ellos han publicado artículos que se oponen a la terapia reparadora.

La Asociación Americana de Psicología, la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales, La Asociación Americana de Psiquiatría y la Academia Americana de Pediatría han emitido comunicados reconociendo su preocupación por el daño que este tratamiento puede causar a los pacientes.

Fuente: Denver Post / Por :K. Simpson y E. Gorski / www.iglesiaenmarcha.net

 
24 Nov '06

Deja un comentario

*