EL SALVADOR

EL SALVADOR

 
En el día de ayer, 4 de noviembre, a la tarde, fueron asesinados el pastor luterano Francisco Carrillo y su esposa, también pastora, Jesús de Carrillo, acribillados a balazos cuando salían de la Iglesia Montes de Pensbert en la colonia Independencia, del Municipio de Jayaque, en el central departamento de La Libertad, luego del culto.
El Obispo Medardo Gómez, a la hora de informar del suceso a la red nacional pastoral, expresó dolor y pidió se realice una jornada de oración nacional en la red de Iglesias Luteranas, asimismo, pedirá a las autoridades competentes una investigación profunda del caso.
Los esposos Carrillo, pastoreaban 2 iglesias del municipio de Jayaque. Una de ellas estaba ubicada en el centro del Pueblo de Jayaque, “Pan de Vida”, dónde ellos ofrecían el culto los domingos y la Iglesia de donde salían cuando los asesinaron, y que atendían los sábados por la tarde.

 


Según indagaciones, 3 sujetos de apariencia joven que luego se dieron a la fuga, se acercaron a los pastores efectuándoles varios disparos, dejándolos al instante sin vida.
Una nota emitida desde la oficina del Obispo y firmada por la reverenda Cecilia Alfaro informa que hoy, 5 de noviembre, fecha en que se celebra el primer grito de independencia en El Salvador,  los cuerpos de los esposos Carrillo serán trasladados a la ciudad de Jayaque para recibir homenaje póstumo y para que su iglesia y el pueblo jayaquense les velen y den sepultura.

La carta emitida hoy dice “Pedimos la solidaridad y sus oraciones en favor de la familia y de la red nacional de pastores quienes realizan su labor bajo fuego. Pedimos sus oraciones para el consuelo y resignación de sus hijos, de su feligresía y de este cuerpo pastoral, en especial de nuestro obispo, que no sólo sufre el dolor de la pérdida, sino que además esta muy preocupado por toda la iglesia, ya que la situación nacional muestra un panorama muy desalentador. Más de un sacerdote católico  ha perdido la vida en las mismas circunstancias que nuestros hermanos y esposos Francisco y Jesús,  pero también hay varios con amenazas de muerte.  Muchas familias salvadoreñas han sido también golpeadas de la misma manera”. 
 
En un desesperado y dolido llamado, la pastora luterana enfatiza “Como ustedes podrán apreciar, el ambiente es tenso, el panorama muy oscuro.  Necesitamos sus oraciones y su solidaridad para fortalecer la esperanza que nuestro divino Salvador nos mantendrá en su ministerio para su honra y gloria.  Si ustedes pueden hacer una campaña de sensibilización en sus países y mostrar su repudio de estos hechos ante las autoridades salvadoreñas, es posible que nuestro Señor actúe y como iglesias podamos, junto a otros sectores,  influir en los organismos competentes para  la búsqueda nacional en la superación de este estado publico de violencia generalizada que estamos viviendo”.
Fuente:ALC / www.iglesiaenmarcha.net
5 Nov '06

Deja un comentario

*