MALASIA


MALASIA 

Lina Joy, una malaya convertida al cristianismo, ha entrado a la clandestinidad después de que extremistas emitieron amenazas de muerta contra ella y los abogados que apoyan su causa. El acrecentado furor sobre la última etapa en la larga lucha de Joy para cambiar su condición religiosa ha llevado al Primer Ministro Abdullah Ahmad Badawi a ordenar el cese de todo debate público sobre el tema. La conversión fuera del Islam (“apostasía”) o se prohíbe o es considerada una ofensa criminal bajo las leyes de la mayoría de los estados malayos; “los apóstatas” pueden ser multados, detenidos y encarcelados. A mediados de agosto, la madre de Joy lanzó una solicitud pública a través del medio local de comunicación Utusan Malaysia, diciendo, “Ali, regresa y vuelve al camino. Este es mi deseo y esperanza antes de realizar el umrah (peregrinaje).” El caso es considerado por muchos como una prueba clave de la libertad religiosa en Malasia. Si la corte ordena que la palabra “Islam” sea borrada de la cédula de identidad de Joy, el acto afirmará la supremacía de la constitución secular.
Fuente: Compass Direct

www.iglesiaenmarcha.net

4 Sep '06

Deja un comentario

*